El clima en Neuquén

icon
19° Temp
42% Hum
La Mañana femicidio

Le dijo que la amaba y casi la mata a puñaladas en un hotel céntrico

Una joven fue víctima de un intento de femicidio en Neuquén capital. El agresor, su expareja, fue descubierto, detenido y acusado. Quedó en preventiva.

Una joven neuquina, sumamente vulnerable e inmersa en un círculo de violencia de género, fue víctima de un intento de femicidio en manos de su expareja. Tanto es así que, pese a lo vivido, no se animó a denunciarlo, hasta que la Policía descubrió lo sucedido. La agresión sucedió en una habitación de un hotel céntrico, donde habían acudido ambos. El violento fue acusado y quedó con prisión preventiva.

Un nuevo intento de femicidio puso a la luz la violencia de género en la provincia. Esta vez, los investigadores debieron hacer el camino inverso para identificar lo sucedido. Es que, si bien la agresión sucedió el último domingo 5 de marzo, todo salió a la luz el miércoles 8 de marzo.

Ese miércoles a la mañana y ante la falta de pago de un huésped del hotel Neu, sito en calle Rivadavia al 300, personal de limpieza procedió a revisar el cuarto. La escena dentro era abrumadora y espeluznante, propia de un hecho violento.

"Ahí es cuando observaron manchas de sangre en la cama, en una frazada, en el baño y una inscripción en la ventana con una sustancia rojiza, que podría ser sangre, aunque resta el resultado del hisopado", detalló la asistente letrada de la fiscalía Lucrecia Sola, sobre la denuncia que realizó una de las encargadas del hotel en Comisaría Primera, luego de que la mucama hallara tal escenario.

A partir de allí, se dirigió al lugar personal de dicha dependencia, de Criminalística y de Seguridad Personal, los que peritaron la habitación y secuestraron elementos de interés para la causa en la misma, así como los registros de la cámara de ingreso del hotel donde se ve al imputado, identificado como López, y la víctima entrar juntos y luego salir por separado.

Además, entrevistaron al personal del hotel, siendo a los conserjes y a mucamas, los que indicaron quién se había alojado en dicha habitación y el pedido expreso del hombre de no realizar el servicio de cuarto el domingo, instantes después de cometido el intento de femicidio.

Con la información de que la noche del sábado se habían alojado el imputado y una mujer, quien se convertiría en la víctima, los investigadores comenzaron una serie de diligencias. Así, lograron ubicar a la víctima, quien no había denunciado hasta ese momento. "Ella detalló que había mantenido una relación de pareja con el acusado, que ese día se habían juntado a conversar para poder llevarse bien y tener diálogo y luego describió lo vivido la mañana del domingo 5 de marzo", indicó la representante de la fiscalía.

De hecho, estuvieron en pareja por casi un año y convivieron unos 10 meses, se supo de las entrevistas; pero también se conoció que el acusado siempre ejercicio violencia psicológica sobre ella, que le revisaba los mensajes y borraba contactos, así como que no aceptaba la separación.

¿Qué paso en la habitación del hotel?

De esta manera, de acuerdo con su testimonio y la evidencia recolectada hasta el momento, Sola detalló en la audiencia realizada el último viernes 10 de marzo la teoría del caso que persigue la fiscalía sobre lo acontecido esa mañana, alrededor de las 8, cuando "intentó matar a quien había sido su pareja y ejerciendo violencia de género".

"Ese día, cuando ella se despertó en la habitación, el imputado ya tenía una navaja en su poder. Le pidió perdón por lo que iba a hacer, le dijo que la amaba y que si no era de él no iba a ser de nadie, para a continuación agredirla con la navaja en la zona del cuello con la clara intención de quitarle la vida, a la vez que le tapaba la boca para que no gritara", describió la asistente letrada Sola y agregó que "la víctima logró defenderse, resistirse y hacer que se calmara diciéndole que podían volver a estar juntos. Fue así como cesó esta agresión".

Ella le pidió que llamara a una ambulancia porque le dolía mucho y estaba mareada. Y es que le había producido un corte profundo en la zona del cuello, que incluso luego le hizo perder el conocimiento. El agresor dijo que lo haría, pero tenía que ir a recepción, ya que previo al ataque había destruido los celulares de ambos; pero nunca lo hizo.

Salió de la habitación y en el camino le advirtió a la mucama que no limpiara el cuarto, al igual que le dijo a la persona que estaba en la recepción porque "su novia estaba cansada y necesitaba descansar". Además, abonó una noche más y salió del hotel. Al rato, la joven bajó tapada con un pañuelo en su cuello y se retiró sin decir más. Para cuando el agresor regresó, ella ya no estaba. Toda esta secuencia de cómo ambos salieron el domingo quedó registrada en la cámara de ingreso del hotel.

Ya el lunes, "la hermana del imputado llamó a la víctima al teléfono de su hermana para recomendarle que no volviera con su hermano, que perdonara lo que había hecho y que su hermano decía que vuelva al hotel y diga que fue un accidente, a lo que ella dijo que no", comentó Sola. Por último, la víctima en la entrevista con la Policía menciona que ella había decidido terminar la relación a raíz de una denuncia por abuso sexual contra el acusado por abusar de la hermana de ella, de apenas 12 años.

Por todo, la fiscalía acusó a López como autor del delito de homicidio doblemente agravado por el vínculo y por femicidio en grado de tentativa.

Entre las evidencias destacó el testimonio de la víctima, de los empleados del hotel, de los efectivos que trabajaron en la habitación y del médico forense que la examinó; así como el personal del Centro de Atención a la Víctima, que dio cuenta que la mujer se encuentra en una situación de extrema vulnerabilidad y que es víctima de violencia psicológica. También las ropas que fueron secuestradas dentro de una bolsa en la vivienda del imputado, la que coincidiría con la que usaba el día del hecho.

Cabe indicar que López fue detenido el día jueves en su lugar de trabajo, al cual había faltado de lunes a miércoles sin razón alguna. Incluso desde el área de Recursos Humanos del lugar manifestaron que era algo poco habitual y que siempre tuvo buen comportamiento en los casi 10 años que lleva trabajando en el lugar.

Preventiva para resguardar a la víctima

La fiscalía pidió para el acusado la medida cautelar más gravosa, es decir, la prisión preventiva por el plazo de seis meses. Para ello argumentó que se dan el riesgo de fuga, el de entorpecimiento y hacia la integridad de la víctima. Habló de las características del hecho (grave, que agredió en una zona vital y no la auxilió), la pena en expectativa que parte de los 10 años de prisión, de la falta de arraigo, de que no apareció la navaja e intentó ocultar las ropas, y de la influencia en el testimonio de la víctima. Esto último que ya demostró al manifestarle que debía hacer a través de su hermana por teléfono.

"Si bien ella no siente temor expreso, no quiere salir a la calle y dice que, de no haberse defendido, podría haber muerto", resaltó la asistente letrada Sola.

A su turno los defensores Julián Verger y Leandro Seisdedos no se opusieron a la calificación provisoria teniendo en cuenta la etapa del proceso; aunque sí cuestionaron la medida cautelar. Entendieron una medida razonable e idónea la detención domiciliaria con tobillera electrónica.

Es que para la defensa no existen riesgo de fuga ni de entorpecimiento, dado que el acusado nunca se fue de su ciudad, incluso se presentó a su lugar de trabajo, donde fue detenido, y el miércoles anterior a su detención presenció la Cámara Gesell de la niña víctima en la otra causa por abuso. Respecto al arraigo dijo que vive con su madre, donde también tiene a su cuidado a su hija de 9 años.

Finalmente, tras escuchar a las partes, el juez de garantías a cargo de la audiencia Gustavo Ravizzoli dio por formulados los cargos, fijó el plazo para culminar la etapa de investigación en tres meses (no cuatro como pidió la fiscalía) y dictó la prisión preventiva para el acusado por igual plazo, es decir, tres meses.

Sin embargo, aclaró que coincide con la defensa de que no se dan los riesgos de fuga y entorpecimiento; pero si es necesario resguardar la integridad de la víctima. "Considero que existe la posibilidad de influenciar sobre la víctima, la que a pesar de haber sufrido ese ataque no denunció, y que pese a vivir esa situación de posible abuso sexual de su hermana, ese día estaba con el imputado. Eso evidentemente da cuenta de que tiene un nivel de vulnerabilidad tan alto que no puede romper ese vínculo con López y que una domiciliaria no será suficiente para romper ese vínculo", expresó el magistrado.

148.jpg

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario