Por los robos en las chacras, instalaron un destacamento

Es la primera respuesta que les dan a los productores de Centenario.

Centenario.- A raíz de los violentos robos a los chacareros, el gobierno provincial decidió ir a fondo para revertir la escalada delictiva: puso un destacamento policial en el corazón de las chacras y en unos meses más inaugurará otro para controlar los accesos a la zona rural.

El destacamento, que no es otra cosa que un tráiler con un par de policías, está ubicado en la calle 2 y ex Ruta 234, a pocos metros del barrio Nueva España, en un sector donde hay urbanizaciones privadas y abiertas, en el medio del paño rural.

“Después de que salimos a denunciar que ya no dábamos más, la verdad es que la Policía respondió. Ahora ya no hay robos desde que está el destacamento”, dijo Fernando Almohalla, productor y presidente del Consorcio de Riego de Centenario y Vista Alegre.

El productor había dicho que los en las chacras todos estaban armados y que no había otra alternativa que “empezar a disparar” a los delincuentes, ya que muchos padecieron robos, golpizas y hasta intentos de secuestro en algunas épocas. “Ya no queda chacarero sin robar” fue la frase de Almohalla, que desencadenó un sacudón institucional.

Después de que los productores anunciaran que comenzarían a disparar, el Gobierno ofreció una alternativa.

El nuevo destacamento hace una suerte de tapón para poner freno a los delincuentes y que no tengan salidas. Depende de cómo se arme la logística, la única forma de evitar pasar por ese lugar es navegando por el río Neuquén. Es por eso que el destacamento está en un lugar estratégico.

Además de la calle 2, está previsto poner un nuevo punto de control en la calle 7 y ex Ruta 234. Es una zona donde también se producen robos y de alto tránsito rural.

El azote delictivo a chacareros viene de hace varios años. Antes se robaban lechones, producción y fertilizantes, además de maquinarias y herramientas que tenían un costo de reventa.

Pero con el vaciamiento que hay en el sector rural (muchos chacareros dejaron de producir), ahora los delincuentes buscan el dinero fresco y entran a las viviendas con las víctimas adentro. Durante estos años se denunciaron varios casos, incluso secuestros extorsivos.

Cimolai pidió una comisaría en la meseta

El intendente de Centenario, Esteban Cimolai, estuvo reunido esta semana con el subsecretario de Seguridad de la provincia, Gustavo Pereyra, y en dicho cónclave solicitó una comisaría para el sector de la segunda meseta.

El jefe comunal le brindó al funcionario provincial los datos sobre el crecimiento de la localidad y las necesidades en función de un diagrama para garantizar la seguridad en dicho sector.

Además, se requirió equipamiento de seguridad vial con el que cuenta la provincia, para trabajar en operativos preventivos en conjunto con el Municipio.

Los delincuentes están dateados

Desde hace unos tres años, un gran sector de chacras tiene iluminación, algo impensado. Sin embargo, los robos no cesaron. Y las casas de los chacareros se convirtieron en un blanco recurrente para los delincuentes que se manejan en esa zona de Centenario. La mayoría conoce bien el paño rural, como los movimientos de entrada y salida de cada familia.

Ahora prevén colocar cámaras de seguridad en alguna zona, incluido un centro de monitoreo, con la finalidad de disuadir a los delincuentes.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído