Por no limpiar su baldío, un vecino deberá pagar más de 48 mil pesos y una multa

El importe corresponde a los trabajos de desmalezamiento y saneamiento efectuados por la Municipalidad.


Como el propietario de un baldío ubicado en Riccheri y Puelman no limpió su solar dentro de los plazos legales dispuestos, el municipio intervino y ahora deberá abonar 48.500 pesos por los trabajos de desmalezamiento y saneamiento efectuados a su costo, más la multa que se aplicó y cuyo monto define el juez de Faltas por no haber mantenido el lote en condiciones salubres.

Ya el municipio intervino en otro terreno vacío de Confluencia y notificó a los responsables de 16 más distribuidos en la ciudad "que son los que están complicados y más inseguridad presentan a los vecinos", contó el subsecretario de Limpieza Urbana, Cristian Haspert.

"Estamos dando prioridad a los más conflictivos por inseguridad visual o de salud pública por la presencia de ratas, insectos y gran cantidad de malezas", agregó.

Las normas establecen que los dueños de los baldíos o quienes los tengan bajo su cuidado son responsables de tenerlos limpios, libres de plagas, cercados y con veredas. El plazo otorgado a los responsables para realizar los trabajos venció el lunes 15 pasado.

El municipio está autorizado a labrar actas de infracción sin que sea necesaria una notificación previa o el otorgamiento de plazos particulares.

"Avisamos con tiempo publicando edictos en los diarios, y ahora estamos recorriendo la ciudad, notificando y limpiando nosotros los lotes a costo de los dueños que no hicieron las tareas, por lo que a las multas que deben pagar y que son altas, se les suma lo que el municipio aplica por realizar los trabajos que son responsabilidad de los particulares", explicó el subsecretario municipal.

Por su lado, el director de Fiscalización, Miguel Caro, informó que el predio de Riccheri y Puelman se encontraba "en pésimas condiciones" y que "fue necesaria la intervención de una pala retroexcavadora y de un camión para trasladar los excedentes al complejo ambiental".

La ordenanza Nº 9543 regula el régimen atinente a las condiciones generales de baldíos o lotes vacíos y es la que faculta a la Municipalidad a proceder a la limpieza, desocupación o remoción de los materiales o elementos existentes con costo a cargo del propietario y/o responsables.

Esta norma es la que también otorga 72 horas de plazo al contraventor para abonar los gastos incurridos por el municipio, y ordena el envío a la asesoría legal general para el cobro ejecutivo en caso de que el responsable no se presente dentro de los términos previstos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído