Por tercera vez roban una quiniela a pasos de la Policía

Dos motochorros sorprendieron a la dueña cuando iba al banco a depositar la recaudación.

Neuquén.- Guardó los 18 mil pesos de la recaudación en una carpeta para ir al banco, salió del local y la asaltaron dos motochorros. Fueron sólo dos segundos, pero suficientes para que una quinielera sufriera el tercer robo desde que abrió su comercio a metros de la Jefatura de la Policía. Los anteriores fueron dentro de la agencia y más violentos.

“Escuché que gritaron ‘la calle’, me giré y me manotearon la carpeta. Se subieron a la moto y se fueron”, relató indignada Selma, la quinielera que atiende hace cuatro años la agencia de calle Copahue casi Linares en el barrio Belgrano.

La secuencia la realiza dos veces por semana, cuando tiene que ir a depositar la recaudación de la lotería. Tanto la agenciera como la Policía, que la asistió de inmediato, sospechan que los delincuentes tenían estudiados sus movimientos y que no fue un hecho al azar.

Desde atrás del mostrador, enrejado del suelo al techo, Selma contó a LM Neuquén que está preocupada por la seguridad en la zona.

Es la tercera vez que atraviesa una situación de este tipo. Si bien agradeció que no la golpearan, explicó: “Sólo me torcí el pie cuando me manotearon”. En los anteriores asaltos hasta la habían amenazado con matarla (ver recuadro).

“Ya no sabés qué hacer. Por ahí la gente me pregunta algo o quieren que les muestre, pero yo dudo en abrir esa puerta (la del mostrador), salvo que sea un conocido”, explicó la mujer de 55 años.

18 mil pesos

Fue el monto que le robaron unos motochorros el viernes a la mañana, cuando salía del local rumbo al banco a depositar.

El seguro no le cubre

Como el robo ocurrió en la vereda del local y no adentro, desde el seguro le dijeron que no le repondrán los 18 mil pesos robados.

“Llamé y averigüé cómo era el tema del seguro. En un principio me habían dicho que sí me iban a pagar, pero después me dijeron que como fue en la calle, no”, detalló amargada la mujer.

Lo que más le molestó a la comerciante fue que su negocio está justo detrás de la Jefatura de Policía y los delincuentes no paran de robar en la zona.

La encerraron dos veces en el baño

Cuatro años atrás, a 15 días de abrir la agencia, un joven entró y le robó cerca de $4 mil. “Me encerró en el baño y tuve que romper la puerta para salir”, recordó Selma. Un año y medio después, dos ladrones armados le llevaron $2500. “Con el arma, me tenía en el baño mientras el otro revisaba todo”, detalló la mujer, que enrejó todo el local.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído