Probaron el estado de animación suspendida en humanos

En un hecho totalmente inédito, un grupo de médicos estadounidense realizó un ensayo clínico disruptivo.

En un hecho totalmente inédito, un grupo de médicos estadounidense realizó un ensayo clínico disruptivo en el que puso a un conjunto de personas en un estado de animación suspendida al bajar de modo brusco la temperatura del cerebro.

El objetivo de la investigación es que los cirujanos puedan obtener más tiempo para salvar a los pacientes gravemente heridos. El proceso implica enfriar rápidamente el cerebro a menos de 10 grados, reemplazando la sangre del paciente por una solución salina fría que bombea directamente en la aorta, la arteria principal que lleva la sangre del corazón al resto del cuerpo. El mecanismo es conocido formalmente como prevención y resucitación de emergencia o EPR, por sus siglas en inglés.

Te puede interesar...

La prueba se llevó a cabo en la Academia de Ciencias de Nueva York y se efectuó en personas que sufrieron daños tan catastróficos que corren el peligro de desangrarse y morir, y que sufren un infarto antes de poder recibir el tratamiento. El autor de la investigación, Samuel Tisherman, de la Universidad de Maryland, informó que al menos un paciente se sometió al procedimiento aunque no confirmó si sobrevivió.

El enfriamiento rápido de las víctimas está diseñado para reducir la actividad cerebral al mínimo y ralentizar la fisiología del paciente para darles a los cirujanos más tiempo de trabajo.

Los médicos enfriaron el cerebro para ralentizar la fisiología.

LEÉ MÁS

El buen humor cuida la salud y alarga la vida de las personas

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído