Quedó preso por el crimen de un soldadito narco

Es el hombre que fue capturado en una isla de Senillosa. Está acusado de matar a un menor junto con el ferretero Piñel de Cuenca XV.

Neuquén.- Tras 14 años de estar prófugo y vivir en la clandestinidad, Reinaldo Benito Ulloa fue capturado en una isla de Senillosa y se lo acusó por el homicidio de Jonathan Alejandro Contreras (16), uno de Los Champú, y quedó preso.

El hombre de 50 años fue acusado por el fiscal Agustín García como coautor de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y el intento de asesinato de Jonathan Oviedo (19), ambos integrantes de la banda que lidera el Bolita Alveal.

La jueza Ana Malvido le dictó prisión preventiva por seis meses.

El fiscal enumeró las evidencias en contra de Ulloa y pidió la prisión preventiva por considerar que existe riesgo de fuga. Si bien el abogado defensor, Carlos Acquistapace, trató de argumentar que la medida era excesiva, la jueza se expresó a favor.

Según García, el 25 de diciembre de 2014, alrededor de las 20, Ulloa junto al ferretero Daniel Piñel dispararon contra Contreras y Oviedo en el barrio Cuenca XV.

Mientras Piñel lo hizo desde el techo de la ferretería, Ulloa salió del local y se dirigió hacia las dos víctimas. Una de las balas impactó en el abdomen del menor, le perforó la arteria aorta, se desangró y murió de un ataque cardíaco.

Otros dos disparos dieron contra Oviedo, quien fue trasladado de urgencia al Heller y posteriormente fue intervenido quirúrgicamente en el Castro Rendón. "Se salvó de milagro, su vida corrió peligro", expresó el fiscal.

Para constatar que Ulloa fue partícipe del asesinato de Contreras, García detalló que coincide el calibre de la bala que terminó alojada en el interior del cuerpo de Oviedo con las vainas que fueron encontradas en la vivienda de Piñel, donde vivía y trabajaba el prófugo.

También, los cuatro testigos del hecho coincidieron con el perfil de Ulloa, quien será sometido a una rueda de reconocimiento.

En el barrio Cuenca XV se lo conocía como Juan, pero uno de los testigos le brindó información a la Policía sobre la verdadera identidad.

Además se secuestró el celular de Piñel, donde había conversaciones con Ulloa, y se dio comienzo a la investigación a cargo de Seguridad Personal. Finalmente, el lunes lo capturaron en una isla de Senillosa, donde trabajaba como cuidador de una chacra.

El fiscal destacó que Ulloa se fugó de la cárcel de Roca en 2002, que luego volvió a huir, que al momento del asesinato de Contreras escapó y que en la audiencia no supo decir cuál era su domicilio. Estos fueron los argumentos para pedir la prisión preventiva, para que no esté nuevamente prófugo y se someta a la Justicia.

La relación con el ferretero Piñel

El ferretero Piñel está con prisión domiciliaria, en el interior neuquino, por temor a que lo maten Los Champú. También está acusado como coautor del homicidio de Contreras y las lesiones de Oviedo. Según uno de los testigos, Ulloa vivía con el ferretero por los problemas que este había tenido con la banda narco.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído