Quiso robar en un kiosco inteligente y fue ridiculizado

No pudo llevarse nada porque la empleada atendía a distancia y la mercadería estaba en máquinas. "No te puedo dar nada porque no estoy ahí", le dijo.

Embed

“No te puedo dar nada porque no estoy ahí. Estoy a distancia”. La empleada del kiosco “inteligente”, a través de una cámara, le advirtió al ladrón que no iba a poder concretar el robo que pretendía. Desconcertado y en ridículo, el delincuente, con casco colocado, sacó una pistola, dio un golpe y tuvo que huir antes de que la persiana automática del local se cerrara ante sus narices.

La insólita escena ocurrió el lunes, a las 19, en el negocio de la avenida General Roca al 1200, entre Crucero General Belgrano e Isabel la Católica, en la localidad bonaerense de Hurlingham, que funciona desde mayo.

Te puede interesar...

El hombre entró al kiosco, adonde se paga y se recibe la mercadería a través de un buzón, simulando ser un cliente. Fue hasta la pantalla del Pago Fácil y la empleada le advirtió que no había sistema. Pero enseguida revelaría sus verdaderas intenciones: como los productos se encuentran dentro de máquinas protegidas por acrílicos y con pantallas táctiles, no le quedaba otra que asaltar a quien atendía, algo imposible porque no estaba en ese lugar, sino detrás de una cavidad cerrada, observando y escuchando todo, vía streaming.

“Mi compañero se dio cuenta, activó la alarma y se empezó a bajar la cortina. Entonces se fue, porque se iba a quedar encerrado”, contó Camila, la empleada. El dueño del kiosco dijo que “trabajar a distancia fue la solución” contra los robos en estos kioscos de autoservicio. Algunos empleados, incluso, atienden a 10 cuadras de distancia.

LEÉ MÁS

Video: se desmayó, empujó a una mujer a las vías y el subte frenó a tiempo de milagro

Video: camionero chileno protagonizó una maniobra riesgosa y lo detuvieron en Jujuy

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído