Racing, festeja como loco ser otra vez el único líder

Buen regreso de Arias en el 3-1 a Aldosivi. Debut con gol de Cvita.

mar del plata

La Academia vuelve feliz de Mardel y con la punta en soledad. Racing no hizo un gran partido pero consiguió un triunfo clave ante Aldosivi, 3 a 1, con tantos de Augusto Solari, Lisandro López, de penal y el debutante Darío Cvitanich. Cristian Chávez marcó el empate transitorio para el conjunto local que dio muchas ventajas dentro de un partido parejo y lo pagó caro. En el equipo de Avellaneda volvió a jugar de titular el arquero neuquino Gabriel Arias, quien redondeó una buena actuación tras dejar atrás la lesión que lo marginó del último tramo de 2018.

El equipo del Chacho Coudet jugaba bajo presión por el triunfo del viernes de Defensa y Justicia, que lo había alcanzando en lo más alto, pero lo supo sacar adelante y recuperó la vanguardia en soledad.

Te puede interesar...

Es cierto que contó con la complicidad de su adversario, pues en los dos primeros goles hubo descuidos del dueño de casa.

El primero de Solari, a los 4 minutos, llegó tras un blooper de Luciano Pocrnjic, a quien el delantero presionó, forzándolo a cometer un grosero error. Y el segundo vino por un infantil penal que cometió el defensor Villalba tras un centro de Mena; el lateral que saltó casi como un jugador de vóley y el árbitro Germán Delfino.

Mientras que el local alcanzó la igualdad por intermedio de Cristian Chávez, a los 26 minutos, al aprovechar una mala salida del fondo rival, puntualmente un error del chileno Díaz.

El partido fue parejo y lo dijo Licha López: “Nos costó encontrarnos, le ganamos a un rival durísimo, pero es un triunfo fundamental”.

Racing no tuvo brillo y se complicó demasiado en la última línea. Pero la jerarquía individual hizo la diferencia. Darío Cvitanich, el refuerzo estrella para esta temporada, ingresó en el complemento y en una de las primeras que tocó la mandó a guardar con mucha clase. “Hizo un gol muy lindo, esto le va a venir bien, le va a dar confianza”, lo elogió el propio López.

Lo cierto es que Racing hizo lo que tenía que hacer: ganó un típico partido de campeón (cerrado, sin jugar bien) y sigue sólo en lo más alto a pesar de que inmediato perseguidor, el sorprendente Defensa tampoco afloja.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído