Racing, con fútbol y Huevo, goleó y va por el Xeneize

Y eso que no contó con Bou ni Milito. El neuquino Acuña marcó el cuarto.

Buenos Aires
Racing jugó su mejor partido en el año y venció a Bolívar por 4 a 1. Con una gran actuación de la dupla ofensiva de Roger Martínez y Lisandro López, los de Sava lograron la segunda victoria del año. El neuquino Acuña marcó un gol.
Lo mejor del partido se vio en el primer tiempo, en el que los de Avellaneda pasaron por arriba a su rival y con un juego fluido no tardaron en ponerse en ventaja. A los 10 minutos, Óscar Romero asistió con un envío largo a Lisandro López que, levemente adelantado, definió con sutileza por arriba del arquero y marcó el 1 a 0. Luego de ponerse en ventaja no pararon de atacar y a los 27 minutos llegó el segundo, un golazo de Roger Martínez. El delantero demostró su potencia y habilidad y anotó en un gran jugada individual.
A pesar de las ausencias de Diego Milito y Gustavo Bou, Racing dio cuenta de su amplio plantel. Martínez, López y De Paul, suplentes ante Independiente, fueron los mejores del encuentro y se entendieron a la perfección. Una prueba de esto fue el tercer gol: tras una muy buena acción colectiva, Rodrigo De Paul empujó la pelota a la red. La clave fue nuevamente un pase largo del paraguayo para Licha, que dejó mano a mano al volante, que convirtió su primer gol desde su regreso.
En el segundo tiempo, los locales aflojaron la marcha, pero hicieron tiempo para ampliar el marcador. A los 38 minutos, el neuquino Marcos Acuña, recién ingresado, anotó el cuarto en otra buena conexión de Roger y Lisandro. A los 43, el conjunto boliviano pudo descontar por medio de Arce y al menos logró maquillar un poco la derrota.
En la última edición de la Copa, Racing había tenido un debut similar, con un 5 a 0 a Deportivo Táchira de visitante. En su estreno como local en la segunda fecha también ganó por 4 a 1 contra Guaraní, equipo que después lo eliminó en cuartos de final.
Sin triunfos en el campeonato local, la única alegría de la Academia había sido en la vuelta del repechaje contra Puebla. Además de los malos resultados, el nivel del equipo hasta el momento no había sido bueno. La goleada le da confianza justo antes de enfrentar a Boca por partida doble, el domingo por el campeonato y el jueves por la Copa. Mientras tanto, Facundo Sava respira. Equipo tiene de sobra.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído