Racing venció con lo justo a Belgrano y dio un paso más hacia el título

El puntero de la Superliga se impuso 1-0 en el Cilindro ante los cordobeses. Ahora, Defensa y Justicia está obligado a ganarle a Patronato para seguir a un punto del líder.

Se hizo esperar. Pero finalmente llegó la primera ovación para el Chacho en Racing. “Y ya lo ve, es el equipo de Coudet”, bajó de los cuatro costados en el Cilindro de Avellaneda. Señal de que la Academia volvió a ganar, de que sigue firme en su camino al gran objetivo y de que sólo le faltan dos pasitos para el título. Fue 1 a 0 a Belgrano con gol del ídolo Lisandro López, otro muy mimado, al minuto de juego. Así, el líder le metió toda la presión al escolta, Defensa y Justicia, que hoy visita a Patronato a las 11 (ver aparte) y arranca ese encuentro cuatro puntos abajo y obligado a triunfar.

Lo ganó casi desde el vestuario. Racing una vez más demostró carácter y determinación. Desde la fecha cuatro que no le pesa ser puntero. Tampoco le tembló el pulso ayer para aguantar la ventaja más de 90 minutos si se considera el descuento. Nuevamente, el neuquino Gabriel Arias mantuvo la valla invicta.

El Cilindro, casi inexpugnable

Desde el mismo inicio Racing mostró sus credenciales para confirmar por qué es el puntero, reafirmado en una conjunción infalible: la localía y los goles del emblema.

Un estadio que lució colmado y que se hizo prácticamente inexpugnable en este campeonato, basando gran parte de su campaña con los diez triunfos y dos empates en este escenario y con las conversiones del capitán, como en esta oportunidad, que en una rápida y tempranera jugada puso su sello.

Racing pudo haberlo liquidado, controló el partido sin mayores sobresaltos y desnudó las limitaciones de Belgrano, un equipo sin alma que, pese a jugar buena parte de sus chances de permanencia, fue para adelante con amor propio pero jamás pudo poner en aprietos al puntero.

Feliz por el triunfo y la ovación

“Es un mensaje para los que rompen los huevos desde afuera, lo dije y lo repito. Nosotros estamos bien. La gente está contenta. Y los demás tienen que jugar su partido”, se desahogó Coudet al final del encuentro.

“Se sufre para ganar, se sufre mucho, pero teníamos la presión”, dijo, y aseguró que la ovación de la gente “es algo lindo”.

Embed

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído