Robo, rehenes y muertos en un vivero de Buenos Aires

El dueño del comercio y un "empleado entregador", las víctimas.

Embed

Un hombre fue detenido en un vivero de la localidad bonaerense de Rafael Calzada luego de ingresar a robar, mantener cautivos a varios rehenes y asesinar al dueño de una puñalada en el cuello y a un empleado del comercio.

Te puede interesar...

El hecho comenzó a las 11 de la mañana cuando tres ladrones, uno de ellos bajo los efectos de algún tipo de narcótico, ingresaron a robar porque -al parecer- un cómplice que trabajaba allí les había pasado el dato de que tenían una importante suma de dinero. Sin embargo, al comenzar a revisar, los asaltantes no encontraron el botín y el delincuente que estaba más alterado comenzó a discutir con los otros, empezó a agredirlos y dos de ellos se fueron del lugar. Poco después llegó la Policía, por lo que el ladrón se atrincheró con el supuesto “entregador”, el dueño del vivero –un hombre de 67 años llamado Vicente Gramuglia–, un hermano suyo (discapacitado) y la esposa del dueño, de nombre Gladys Rodas, quien en un momento se escondió en el baño y le avisó a su hija lo que estaba ocurriendo.

p16-f02-pais(SCE_ID=364058).jpg

Fue la hija de la pareja propietaria del vivero, Greta Gramuglia, de 46 años, quien llamó a la policía, que le dio intervención al Grupo Halcón de la Bonaerense y a un negociador, que comenzó a hablar con el delincuente para convencerlo de que dejara salir a las personas que mantenía cautivas. Mientras, el ladrón que aún permanecía en el lugar le gritaba al “empleado entregador”: “¡Acá no hay nada!, ¿Adónde me mandaste, hijo de puta?”. Después de hablarle varias veces, el negociador de la policía logró que el ladrón liberara a la mujer, de 77 años, quien presentaba una crisis nervios y fue trasladada al hospital.

p16-f05-pais(SCE_ID=364061).jpg

Sin embargo, el episodio tuvo el peor final posible, porque cuando iban ya cerca de tres horas de iniciada la toma de rehenes, se escucharon disparos en el interior del vivero, por lo que los efectivos del Grupo Halcón ingresaron al lugar, detuvieron al delincuente y hallaron dos cuerpos. Según voceros de la policía de la provincia de Buenos Aires, y por los dichos del propio ladrón, una de las víctimas fatales era el “empleado entregador”, quien le dio mal el dato de que allí había dinero -lo que originó el intento de asalto-, y la otra era el dueño del comercio.

p16-f04-pais(SCE_ID=364060).jpg

LEÉ MÁS

Plaza Huincul: una cabo de la policía asesinó a su pareja de un tiro en el cuello

Murió el cabo baleado por su pareja y donó sus órganos

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído