Roquense cayó en una estafa gitana al comprar una Hilux

El hombre entregó parte de su indemnización para comprar una camioneta que nunca le entregaron.

Tras ser despedido de su trabajo, un vecino de General Roca decidió utilizar parte de su indemnización para comprar una Toyota Hilux, pero en cambio resultó estafado en 480 mil pesos. Es que el damnificado se encontró en la capital neuquina con un hombre de la comunidad gitana que le ofreció una camioneta que le gustó. Le entregó el dinero que pedía y luego descubrió el fraude. Por este motivo, la víctima afirmó que dos hombres y una mujer fueron acusados por estafa por el Poder Judicial.

La denuncia de la estafa fue presentada el 22 de julio en el Departamento de Delitos Económicos de la Policía, donde la víctima detalló que el 13 de marzo cobró una indemnización con la cual tenía la intención de comprar una camioneta a 360 mil pesos que era ofertada a través de Facebook.

Te puede interesar...

Así fue como se puso en contacto con el presunto vendedor, por lo que 10 días después terminó en las calles Pellagatti y Primeros Pobladores, de la capital neuquina.

Ya en dicha dirección, junto a su esposa, se encontró con uno de los estafadores, a quien le consultó si conocía al presunto vendedor con el que se había puesto en contacto. A esto, el hombre se identificó con un nombre falso y le contestó que no conocía a tal persona, pero le ofreció una Toyota Hilux, modelo 2015, a 426 mil pesos.

Frente a la falta de patente de la camioneta en ese momento, el estafador, integrante de la comunidad gitana, le afirmó que se la había sacado porque la estaba limpiando. "Como me interesó, le pregunté si podía probarla, me dijo que sí y salí a andar por la ciudad", recordó el hombre.

El ardid de siempre

Luego, alrededor del mediodía, la víctima señaló que volvieron a la misma dirección, donde los invitaron a almorzar junto al resto de la familia. Ahí apareció en escena el segundo estafador, que también se cambió el nombre, supuestamente con los papeles de la camioneta.

Una vez que terminaron de comer, el primero de los delincuentes manifestó que iba a buscar a una gestora para finalizar con los trámites y entonces fue cuando intervino la mujer. Esta le habría hecho firmar a la esposa de la víctima una fotocopia de los documentos y el boleto de compraventa.

Posteriormente, el damnificado entregó 426 mil pesos por la Hilux, otros 10 mil pesos por una jaula antivuelco y 26 mil pesos por la transferencia.

Tras una puesta en escena entre los estafadores, le dijeron a la víctima que no podía llevarse la camioneta en ese momento porque debían hacer las cédulas de identificación, pero que se quedara tranquilo.

Después de Semana Santa, uno de los delincuentes se comunicó con el estafado para pedirle 18 mil pesos para saldar el total de una deuda de patente que tenía la Hilux. Luego de entregárselos, perdió toda comunicación.

"Hace un mes atrás me llamaron de la fiscalía porque ofrecían un acuerdo de entregarme 60 mil pesos en cuotas de 5 mil y dije que no", afirmó la víctima sobre el irrisorio monto. Además, afirmó que ya fueron acusados por estafa.

Recuadros-página-13-cifras.jpg

LEÉ MÁS

Se compró de todo con la tarjeta de una abuela vecina

Lanzaron un Uber neuquino y en dos días ya se anotaron 80 conductores

Mudarse ya cuesta 100 mil pesos en Neuquén y apuntan a una ley para eliminar las comisiones

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído