El espectacular chárter de los Rolling Stones que se utilizó también para la partida hacia Rusia aterrizó en Ezeiza, y al de Casilda lo sacaron por una puerta diferente a la de la mayoría de los mortales, pero sólo para evitar el contacto con los medios de prensa, que se quedaron con las ganas de tener su testimonio.

La última palabra del aún técnico albiceleste se oyó en la ciudad rusa de Kazán después del 4 a 3 ante Francia y por obligación del protocolo de la FIFA. Entonces fue cuando prendió la alarma económica de la casa madre al decir que no analizaba alejarse de su cargo.

Trascendió que las largas horas de vuelo desde Moscú habrían provocado el primer diálogo formal con Claudio Tapia, el mandamás de la AFA, quien sí fue recibido por una comitiva de dirigentes dispuestos a plasmar su poder.

Lejos de iniciar un período de vacaciones, Sampaoli permanecerá en Buenos Aires esperando el llamado del Chiqui para avanzar en una decisión concreta a futuro.

Por el momento, el panorama sigue siendo el mismo: un profesional con contrato firmado y cláusula de 20 millones de dólares versus un dirigente que recién llega al sillón de la calle Viamonte y se esmera por hacerle conocer su descontento con el trabajo realizado para salvaguardar su propia gobernabilidad, cuestionada desde distintos sectores. Tal vez, el menos influyente, el del hincha.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído