Se normalizó el servicio eléctrico tras la falla que afectó a gran parte del Oeste capitalino

Según un comunicado de CALF, los equipos operativos y técnicos se encuentran trabajando buscando la falla que origina el inconveniente.

Por el intenso calor y el aumento considerable del consumo eléctrico, cerca de las 15 de esta tarde salió de servicio un alimentador de CALF ubicado en la Estación Transformadora Gran Neuquén, que dejó sin luz a gran parte del Oeste de la ciudad. Personal operativo logró recomponerlo pero pasada media hora volvió a sufrir inconvenientes. Finalmente, cerca de las 18:30 se normalizó el servicio.

Por más de tres horas, permanecieron sin suministro el radio comprendido entre las calles: Novela a San Martín entre Necochea y Godoy; sector de San Lorenzo y sector de Gran Neuquén.

Desde el Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN) recomendaron a los usuarios que hagan un uso racional de la energía eléctrica para evitar salidas de servicio preventivas.

En un comunicado, el EPEN solicitó hacer un uso "solidario" de la energía manteniendo sobre todo los equipos de aire acondicionado a una temperatura mayor o igual a 24 o 25 grados, y apagar aquellos artefactos que no se utilicen, evitando el consumo innecesario.

Recomendaciones de CALF

Desde la Cooperativa CALF también se emitieron recomendaciones a los vecinos para utilizar "adecuadamente y sin derroche la electricidad" y se expresó que "entre todos podemos contribuir a mantener el servicio con normalidad y sin que se produzcan cortes prolongados".

Sobre el aire acondicionado, se indicó que es uno de los aparatos electrónicos que más energía consume y debe ser utilizado con sensatez. Se debe programar el acondicionador de aire a 24 grados centígrados, mantener la habitación cerrada mientras esté funcionando, desconectar o apagar el equipo al salir de la habitación o ambiente climatizado, reducir al mínimo las fugas de aire fresco al exterior o el ingreso de aire caliente, y no refrigerar en exceso.

Se añadió que si se dispone de un ventilador (mejor si es de techo), es recomendable apagar el equipo cuando la habitación está fría y encender el ventilador, ya que consume mucho menos energía. También se recomendó limpiar el filtro de aire cada 15 días, porque los filtros sucios y los depósitos saturados de polvo provocan que el motor trabaje sobrecargado y reduzca su vida útil; y realizar el mantenimiento anual correspondiente a todo el equipo.

Además, se explicó que si se va a comprar un equipo de aire acondicionado, se debe comprobar que sea de la capacidad necesaria. "Nunca lo compre si es de una capacidad superior a la que usted requiere", se indicó. Por último, se aconsejó instalar los equipos en circuitos eléctricos independientes con conductores (cables) y dispositivos de protección adecuados.

En lo que hace a equipos de audio, televisión y computadoras, se recomendó que si no se están utilizando, se debe evitar dejarlos encendidos. "Más allá de ahorrar la energía que consumen, estos equipos suelen emitir calor, con lo cual también ahorramos en refrigeración", se señaló y se agregó que cuando no se utilicen se deben desenchufar completamente.

"Si está por comprar algún electrodoméstico, es conveniente que se informe cuáles son los que cuentan con consumo eficiente de energía y que además generan menor daño al medio ambiente", se indicó.

Con respecto a los lavarropas, se recomendó no sobrepasar la capacidad máxima establecida por el fabricante, pero tampoco lavar a un nivel menor; utilizar la cantidad correcta de jabón para no tener que realizar varios enjuagues; y programar en agua fría y no en caliente.

También se aconsejó no secar la ropa con la plancha, graduar el termostato de acuerdo con el tipo de tejido, desconectarla antes de concluir, comenzar a planchar desde que se conecta, no dejarla enchufada porque implica pérdida de energía y un peligro, y no planchar pequeñas cantidades de ropa.

En lo que refiere a la iluminación del hogar, se aconsejó pintar de colores claros los espacios internos, porque así se necesitarán lámparas de menor potencia para iluminarlos; controlar el período de iluminación con células fotoeléctricas o temporizadores; evitar dejar encendidas las luces que no se utilizan; usar lámparas adecuadas para cada espacio; y utilizar iluminación dirigida para lectura, trabajos manuales y otros. También se explicó que las lámparas fluorescentes emiten luz clara y desarrollan más lúmenes por watt con menor consumo de energía eléctrica, sin generar calor.


Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído