El clima en Neuquén

icon
22° Temp
25% Hum
LMNeuquen Repartidores

Se redujo el número de glovers por temor al coronavirus

Además por la pandemia, los repartidores de la app llevan cada vez más artículos de farmacias y supermercados. Reclaman que les proveen los insumos básicos para protegerse del contagio, sino harán un paro.

“Mi vida vale más que 92 pesos y una pizza”, se quejó Fredy Silva. Él es uno de los pocos Glovers que aún quedan en la calle en tiempos de coronavirus, y atiende los pedidos que hacen los neuquinos en farmacias y supermercados para no romper con la cuarentena. Sin guantes, barbijos ni alcohol en gel, Freddy y sus compañeros se exponen a diario a un posible contagio, por lo que amenazaron con hacer un paro si la empresa no les provee los insumos necesarios para cuidarse de la pandemia.

Desde que se anunciaron las medidas de distanciamiento social, el número de Glovers neuquinos pasó de 70 a apenas 10 repartidores. “No es que no queramos quedarnos en nuestras casas, pero tenemos cuentas que pagar y no tenemos otra manera de conseguir el dinero”, detalló Fredy con su acento caribeño. Detrás de esa premisa, unos pocos ciclistas se exponen a los riesgos del contagio y proveen un servicio fundamental para el resto de la población, que utiliza la app para hacer compras sin romper la cuarentena.

Te puede interesar...

Aunque hay menos repartidores, la demanda se sostiene y, de ese modo, los ciclistas que antes hacían un máximo de 20 viajes por turno ahora llegan a hacer unos 35. Durante más de diez horas diarias, dejan toda su energía en el pedaleo para que los neuquinos reciban productos en la comodidad de sus domicilios. En épocas de pandemia, los hábitos de consumo cambiaron. Cada vez son menos las pizzas y las hamburguesas: ahora los clientes compran comida, papel higiénico y medicamentos.

glovo.jpg

Por pura necesidad, Fredy soporta el temor que le provoca su exposición plena a los contagios. Pasa casi la mitad del día con la boca y las manos desnudas, y en contacto con cientos de personas. Los productos antibacteriales que podrían protegerlo son muy caros y apenas se consiguen, por lo que no tiene más opción que arriesgarse.

A eso se suma el enfrentamiento diario con los clientes, que le abren la puerta y le recriminan su falta de barbijo. Cuando ven que los Glovers manipularon sus productos sin guantes de látex, sienten que son los responsables de introducir el virus en sus hogares. Fredy lo admite: “No nos dan guantes para manipular la comida; podríamos estar repartiendo el virus de un lado al otro”. Sin embargo, no tiene las herramientas para acabar con el problema.

DELIVERY pedidos ya

Como ya ocurrió en otras ocasiones, Fredy se puso al hombro el reclamo de sus compañeros y exigió que la empresa les provea de los artículos necesarios para evitar un posible contagio. También exigen una mayor compensación económica. “Un viaje del supermercado de la ruta hasta Alta Barda nos deja sólo 92 pesos; queremos que se cambie el cálculo para cobrar más”, detalló.

En caso que sus reclamos no sean escuchados, los Glovers tienen previsto reunirse en el Monumento a San Martín, que se convirtió de forma espontánea en su base de operaciones. Desde allí decidirán si vale la pena seguir arriesgándose o si es mejor quedarse en casa. Su postura impactará de lleno en muchos ciudadanos, que optaron por hacer sus compras a través de la app para cuidarse de los contagios.

LEÉ MÁS

Revuelo en un súper por una mujer que volvió de Europa y hacía las compras

Detectaron un supermercado que tenía alcohol en gel en el depósito y no en góndolas

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario