Sonrisas y fuerte impulso a la relación con Argentina

Barack Obama le brindó un amplio apoyo a la gestión de Macri.

Buenos Aires
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, expresó ayer un contundente apoyo a su par Mauricio Macri en el primer día de su visita a la Argentina, donde se mostró "impresionado" por las primeras medidas de su Gobierno, al tiempo que acordaron aumentar la relación comercial y las inversiones en el país.

"Quedamos impresionados por el trabajo hecho en estos 100 días. Él está fijando un ejemplo para otros países en este hemisferio", subrayó Obama en alusión a Macri, durante una conferencia de prensa conjunta en el Salón Blanco de la Casa Rosada.

Allí Obama se reunió con Macri, en su despacho, luego de haber arribado por la madrugada con su esposa, Michelle, sus dos hijas, Sasha y Malia, y su suegra, Marian Shields Robinson, al Aeropuerto de Ezeiza, donde fue recibido por la canciller Susana Malcorra. "Estados Unidos está listo para trabajar con la Argentina en su transición histórica", dijo Obama ante funcionarios y periodistas, tras lo cual señaló que "Macri tiene una energía sobresaliente" y que mantuvo con él "una conversación excelente".

"Macri se ha movido rápidamente en reformas para crear el marco para un crecimiento económico y ha logrado en poco tiempo resultados positivos para reinsertar a la Argentina en la economía mundial", destacó el mandatario estadounidense, que a fin de año culminará su segundo mandato de cuatro años y es la primera vez que visita la Argentina.

La reunión bilateral que mantuvieron en el despacho presidencial se dividió en dos partes: en la primera, que duró cincuenta minutos, Macri y Obama estuvieron acompañados por algunos funcionarios; mientras que en la segunda, de diez minutos, sólo se quedaron con uno de esos integrantes de la comitiva a su lado.

Firmaron acuerdos en materia de lucha contra el narcotráfico, de seguridad, comercio y educación, entre otras áreas. Según confiaron allegados a Macri, la reunión fue calificada "de diez puntos" y subrayaron el "apoyo y respaldo importante" que le dio el norteamericano al argentino en el arranque de su gestión.

"No seré mentiroso, les prometo que regresaremos porque este país es extraordinario y su gente maravillosa", dijo Obama por la noche, previo al comienzo de la cena de gala ofrecida por el gobierno argentino en el Centro Cultural Kirchner. Allí, Obama les agradeció al presidente y a su mujer, Juliana Awada, por "la bienvenida extraordinaria y tan cálida" y sostuvo que trajo "los saludos del pueblo americano" y que ambos pueblos tienen "muchas cosas en común, como los valores de la libertad, el compromiso ante la Justicia y los Derechos Humanos".

"Me entristece que coincidamos a ocho meses del final de mi mandato, mientras él está empezando", expresó Obama, quien hoy viajará a Bariloche para pasar unas horas de descanso junto a su familia (se espera que Macri lo acompañe) antes de volver a su país.


Mujeres
Cumbre de las primeras damas

La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, encabezó un encuentro en Barracas para impulsar su programa de educación para niñas. En él estuvo presente la primera dama argentina, Juliana Awada.


Anuncios
Una inversión de 13.800 millones

El presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en la Argentina (AmChan), Juan Vaquer, anunció ayer que las empresas norteamericanas invertirán en el país 13.800 millones de dólares en los próximos cuatro años.

Vaquer señaló que "este nivel de inversiones corresponde a empresas que ya están radicadas en el país", al anunciar que en los próximos 18 meses las inversiones llegarán a los 2300 millones de dólares.

Dijo que las cifras no tienen en cuenta "las oportunidades de inversión de empresas que aún no se encuentran radicadas y que pueden estar pensando en otras oportunidades de negocios o también en fusiones o adquisiciones" de compañías.

El dirigente empresarial remarcó también que hay instituciones del sistema financiero norteamericano que "están evaluando inversiones".



Evitó referirse al litigio con los fondos buitre

Buenos Aires
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, evitó ayer evaluar el litigio de Argentina con los fondos buitre, pero elogió el preacuerdo alcanzado por el gobierno de Mauricio Macri, al asegurar que "el dolor a corto plazo y tomar acciones decisivas es lo más oportuno en vez de dejar las cosas para mañana".

En la conferencia de prensa que dieron en conjunto en Casa Rosada y al ser consultado por el conflicto judicial con los fondos buitre, Obama eludió dar una respuesta tajante sobre el tema.

"Sobre los fondos buitre y todo eso, pasa por una cuestión judicial, por lo que yo no puedo hablar mucho. Sé que el presidente Macri está trabajando con sus propuestas, pero les digo que yo tengo que tener mucho cuidado por todo lo que hace a nuestro sistema legal en mi país", remarcó el mandatario. En ese sentido, dijo que esa prudencia está vinculada con que él es el encargado de designar los jueces y por eso es contraproducente opinar sobre los fallos y cuestiones judiciales.

El gobierno de Macri desembolsará unos 12.500 millones de dólares para cerrar el litigio judicial iniciado por los fondos buitre y que tuvo fallo favorable del juez de Nueva York Thomas Griesa.

Previo a ese acuerdo, el Ejecutivo envió un proyecto al Congreso para derogar la ley Cerrojo y de Pago Soberano, que impiden cerrar el conflicto.

"Lo que sí puedo aseverar es que el planteamiento constructivo que tomó Macri, a mi entender, ha abierto la posibilidad de una resolución, y una resolución sobre este tema podrá estabilizar la relación financiera a nivel internacional", indicó Obama.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído