El clima en Neuquén

icon
Temp
52% Hum
La Mañana hijo

Su hijo no respiraba, llamó a la Policía y la operadora lo salvó

Una mujer paseaba con su hijo y su pareja cuando el bebé dejó de respirar. Con la asistencia de una operadora lograron salvarle la vida.

El hecho ocurrió en Córdoba cuando una familia vivió horas de desesperación y angustia en medio de un paseo cuando su hijo dejó de respirar. Ante la dramática situación, la madre llamó inmediatamente a la policía para pedir ayuda.

La sargento Cristina Ramírez estaba en su puesto de operadora cuando atendió la llamada desesperada de la mujer. Ramírez, además de ser miembro de la fuerza, es paramédica, y asistió a la mujer con instrucciones para estimular al niño mientras la ambulancia estaba en camino.

Te puede interesar...

La Policía de Córdoba utilizo su cuenta de Twitter para publicar el hecho y subió el estremecedor audio de la comunicación telefónica. En la grabación se escucha a Camila, la madre del pequeño que tenía las vías respiratorias obstruidas, describiendo todo el escenario entre gritos y llantos.

https://twitter.com/PoliciaCbaOf/status/1480857754491305984

“¡Hola, por favor, estoy acá en la ruta, se me está muriendo mi bebé, necesito ayuda, por favor!”, grita Camila. Ramírez rápidamente intentó calmarla con algunos consejos de primeros auxilios para su hijo de un año.

“Mamá, mamá, necesito que te tranquilices, ya va la ambulancia para allá pero necesito que te tranquilices para que salvemos a tu bebé”, le pidió la sargento Ramírez.

Según relató la mujer, ella caminaba junto a su pareja por la avenida Circunvalación, mano a Villa Carlos Paz, cuando tuvieron que detener la marcha porque su pequeño hijo había dejado de respirar. “Yo lo traía en upa, empecé a mirar para atrás, lo miré y se me estaba ahogando”, contó la madre del niño.

Gracias a las indicaciones de Ramírez, la mujer puso al bebé boca abajo y el niño comenzó a llorar y respirar nuevamente. En ese momento, llegó un móvil para auxiliar a la familia en el lugar de los hechos. “Gracias a Dios que te diste cuenta. Es una buena señal que esté llorando”, destacó la sargento Ramírez mientras la mujer lloraba desconsoladamente.

Una vez allí, la agente Jazmín César, de la División Alcaidía, le practicó maniobras de RCP al pequeño hasta que volvió en sí. Ya con el niño estable y fuera de peligro, los efectivos acompañaron a la familia a un centro de salud cercano para que un pediatra revisara la condición del pequeño.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario