¿Temor a los aliens? Ellos deberían tenernos miedo

Una teoría sostiene que la humanidad podría aniquilarlos sin querer.

Según un estudio recientemente publicado en arXiv.org por el físico teórico Alexander Berezin, de la Universidad Nacional de Tecnología Electrónica de Rusia (MIET), la humanidad no debería tener miedo a eventuales civilizaciones extraterrestres que nos pudiesen invadir. Más bien al contrario: son ellas las que harían bien en temernos a nosotros.

En un nuevo intento de explicar la paradoja de Fermi, que se refiere a la desconcertante anomalía científica de que a pesar de que existen billones de estrellas en el Universo, nunca hemos encontrado señal alguna de otras civilizaciones inteligentes, Berezin sugiere una tremenda posibilidad. Nuestra propia civilización será la primera en alcanzar la capacidad de viajar a las estrellas y, cuando lo haga y comience a expandirse, destruirá todas las civilizaciones menos desarrolladas que encuentre a su paso. Y lo más trágico es que los humanos lo harán sin darse cuenta del daño que provocan.

Te puede interesar...

El físico ruso, por supuesto, no considera que la Humanidad sea, voluntariamente, una “destructora de mundos”, pero esa destrucción podría ser igual de inevitable que la de un hormiguero arrollado por el equipo de construcción que se dispone a levantar un edificio. La comparación es por demás elocuente.

De todos modos, se trata de una perspectiva bastante aterradora: básicamente, los humanos podríamos ser los ganadores de una carrera mortal en la que ni siquiera sabíamos que estábamos compitiendo. La carrera de los mundos es nuestra a juzgar de la opinión de Berezin, quien, igualmente, aspira a que su oscura hipótesis no triunfe y que el hombre no sea un asesino de aliens.

La paradoja de Fermi tiene “una solución trivial que no requiere de suposiciones controvertidas, pero puede resultar difícil de aceptar, ya que predice para nuestra propia civilización un futuro que es incluso peor que la extinción”, afirma. La mayoría de las soluciones de la paradoja de Fermi propuestas hasta ahora definen la posible vida extraterrestre de una forma limitada.

“La naturaleza específica de las civilizaciones que surgen en las estrellas -agrega el físico ruso- no debería de importarnos. Podría tratarse de organismos biológicos como nosotros, o de inteligencias artificiales que se rebelaron contra sus creadores, o incluso de mentes a escala planetaria, como las que describió Stanislaw Lem en Solaris”. Y lanza su teoría: “Seremos los primeros en llegar a la etapa interestelar y, muy probablemente, seremos los últimos en irnos.

--> Basada en la paradoja de Fermi

La paradoja de Fermi es la contradicción teórica que estima que hay una alta probabilidad de que existan otras civilizaciones inteligentes en el universo observable con la ausencia de evidencia de dichas civilizaciones. Esta paradoja surgió a mediados del siglo pasado planteada por el físico Enrico Fermi a otros colegas de su laboratorio. Básicamente, intenta contestar si somos los seres humanos la única civilización avanzada en el universo o hay otras. La teoría de Berezín ofrece otra alternativa.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído