El clima en Neuquén

icon
31° Temp
26% Hum
La Mañana alquileres

Termina el congelamiento de alquileres, ¿qué opciones tienen los inquilinos?

Desde este mes, las cuotas podrán aumentar, los inquilinos podrán ser desalojados y los contratos vigentes ya no podrán prorrogarse.

Luego de un año, los alquileres se descongelaron a partir de este mes y esto habilitará a las cuotas puedan aumentar, los inquilinos puedan ser desalojados, y los contratos vigentes ya no puedan prorrogarse.

El congelamiento de los alquileres se decidió hace un año como parte de la emergencia por la pandemia, algo que incluía que “no hubiera posibilidad de desalojos sin mediación", una instancia creada por la nueva Ley de Alquileres. Además, se estableció la obligatoriedad de registrar los contratos de alquiler en AFIP, cuyo incumplimiento impediría al propietario avanzar con un desalojo.

Te puede interesar...

Que pasará con las cuotas

Alquileres-en-Neuquén-3.jpg

El decreto 320/2020 permitió que los inquilinos siguieran pagando durante un año lo mismo que en marzo de 2020, sin importar los ajustes que estableciera el contrato. Ese congelamiento quedó sin efecto y ahora los inquilinos deberán pagar exactamente lo que estaba previsto en el contrato para abril de 2021.

En el último año muchos inquilinos acumularon deuda porque el congelamiento implicó que aunque no aumentaba el valor del contrato, lo no pagado iba quedando como saldo a cancelar. Así, terminado el congelamiento, ahora los inquilinos deberán devolver la diferencia entre las cuotas congeladas que pagaron y las que deberían haber abonado. Y lo mismo corre para quienes ni siquiera consiguieron abonar los montos congelados.

Para las deudas por diferencias de precio, el propietario podrá exigir que se cancelen en 3 a 12 cuotas "mensuales, iguales y consecutivas" que se suman cada mes al alquiler. En el monto no podrán aplicarse intereses moratorios, compensatorios ni punitorios, ni ninguna otra penalidad prevista en el contrato.

En cambio, para las deudas por falta de pago, el propietario también podrá exigir el pago en 3 a 12 cuotas sin intereses punitorios ni moratorios, pero sí podrán aplicarse intereses compensatorios no mayores a la tasa para plazos fijos en pesos a 30 días del Banco Nación.

Fuera de lo adeudado, las nuevas cuotas que tendrán los alquileres dependerá de cada caso, sostienen en el rubro inmobiliario. Según dicen, el mayor incremento será para quienes hayan usado el total del congelamiento y a su vez tenían cláusulas de ajuste duras. Y también estarán entre los más afectados quienes deban renegociar ahora su contrato a los precios actuales del mercado, que se fueron muy arriba.

Los únicos que no sentirán diferencias este mes serán quienes decidieron no usar el congelamiento y quienes firmaron contratos desde junio de 2020, dado que se hicieron con la nueva ley (que sólo prevé ajustes anuales, por lo que el primer aumento vendría recién en junio).

Desalojos

edificio-leloir-panoramica-neuquen.jpg

Por otra parte, se creó el "protocolo de riesgo temprano de desalojo" para asistir a quienes están por sufrir un desalojo luego de terminado el congelamiento. El llamado “Protocolo Nacional de Alerta Temprana de Desalojos de Vivienda Única y Familiar en Regímenes de Alquileres Formales” establece los criterios de priorización de asistencia, especialmente para las familias monoparentales, mujeres en situación de violencia de género, discapacitados, adultos mayores o en situación de vulnerabilidad, entre otros.

Si no se llega a un acuerdo informal con el propietario para pagar lo adeudado, deberá haber una mediación de arbitraje, y si esto fracasa quedará allanado el camino para un desalojo. Esto último podría llevar entre 6 y 24 meses, ya que la demanda del propietario podrá ser apelada judicialmente y recién quedaría operativa cuando haya sentencia firme.

Si el propietario no había registrado el contrato de alquiler ante la AFIP, deberá regularizar esto antes de avanzar con el juicio. Por su parte, el inquilino tendrá derecho a acceder gratuitamente a un abogado para el juicio.

Reclamos de los inquilinos

El déficit de viviendas crónico que padece Neuquén encarece cada vez más el costo de vida para los inquilinos.

Por ahora no hubo anuncios oficiales concretos sobre algún posible plan para ayudar a las familias que están por ser desalojadas. Por eso, la Federación de Inquilinos Nacional presentó una carta al Gobierno para pedir la extensión del decreto que suspende los desalojos y un plan de desendeudamiento para las obligaciones acumuladas.

La entidad presentó una carta al presidente Alberto Fernández y al ministro de Hábitat y Vivienda, Jorge Ferraresi, solicitando “que se extienda el decreto que suspende desalojos, congela el precio de los alquileres y extiende automáticamente los contratos hasta que haya un plan de desendeudamiento para las inquilinos”.

Según dijo, la extensión del decreto "además de ser la única forma de frenar una ola de desalojos, debe servir para conocer cuántos hogares están endeudados, cuántos hicieron uso del decreto para prorrogar el contrato, cuántos tienen sentencia de desalojo". Además, se deberá relevar "cuántos (inquilinos) no tendrán opción para alquilar en las condiciones que le imponga el mercado que lleva adelante una maniobra inhumana de aumentos".

Para hacer oír sus reclamos, la entidad organizó la semana pasada un "ruidazo inquilino nacional", con concentraciones en algunas plazas, "en contra del abuso del mercado inmobiliario y por la extensión del decreto que suspende desalojos y congela el precio de los alquileres".

La organización reclama que "se considere la situación gravísima que se vive en términos sanitarios por la segunda ola (de Covid) y por la crisis habitacional provocada por l incumplimiento absoluto de la Ley de Alquileres y el golpe de precios que lleva adelante el mercado inmobiliario".

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario