LMNeuquen Un ejemplo

Tillería y el desafío de escalar el Aconcagua tras ser trasplantado

El deportista neuquino recibió un riñón de su prima. El 6 de enero comenzará su sueño.

Víctor Tillería recibió un riñón de su prima a mediados del 2018 y su vida cambió radicalmente. Viene de ser guía de rafting en la Expedición río Neuquén y se prepara para su mayor desafío: escalar el Aconcagua.

Víctor nació en Aluminé y desde hace 15 años reside en Zapala. El 6 de junio del año pasado, en el Hospital Castro Rendón, fue intervenido quirúrgicamente y pasó a ser un deportista trasplantado (tiene insuficiencia renal desde chico), justamente la fecha en la que se conmemora el Día Mundial de los Pacientes Trasplantados.

Te puede interesar...

Aquel día, quien es guía de rafting hace dos décadas, recibió de su prima algo más que un riñón. "Cuando me llamó Maite y me contó que iba a ser mi donante, fue muy emocionante. Saber que tenía una posibilidad de seguir viviendo gracias a ella y no depender de una máquina de hemodiálisis, me puso muy contento. La donación de órganos es el acto de amor más grande que puede tener un ser humano", destacó Víctor, quien viene de participar en los primeros juegos patagónicos para deportistas trasplantados que se realizaron en Esquel y donde, junto a otros dos neuquinos (Ramón Tapia y Silvana Bagolin), lograron nueve medallas.

El fin de semana fue parte de la bajada del Río Neuquén para difundir, a través del deporte, la importancia de la donación y el trasplante de órganos. Las localidades de Andacollo, Manzano Amargo, Varvarco, Las Ovejas, Butalón Norte y Huinganco fueron base del recorrido de los 65 kilómetros de la travesía de rafting. "Soy guía de rafting hace más de 20 años. Mis dos grandes pasiones son la montaña y el río", contó.

Al proceso para comprobar la compatibilidad en el contexto de un trasplante, el atleta lo definió como "angustiante". "Es una situación angustiante y la pasás muy mal. Nos llevó seis meses comprobar la compatibilidad con mi prima. Solo se pueden soportar si la familia te apoya. Mariela, mi señora, que además es enfermera, fue quien se cargó toda esa mochila de dolor y angustia", reconoció.

A pesar de esta situación vivida, su vida cambió 360° luego del trasplante. "La calidad de vida mejoró un 100%. Antes no podía ni hacer actividad física. Es un cambio rotundo", destacó.

Hace tres años que Víctor es parte de la campaña Dar vida es vida. Comenzó incluso antes de ser trasplantado, por eso destacó que le tocó "estar de los lados, también ayudando para concientizar sobre la importancia de donar órganos. Es un tema para hablar mucho con la familia y es un gran acto de amor". "Hay que dejar algo en esta tierra y darle la oportunidad a otras personas de poder seguir viviendo", señaló.

El 6 de enero Víctor afrontará un gran reto. Escalar, nada más y nada menos, que el Aconcagua, montaña ubicada en Mendoza. "La idea es llevar hasta la cima la bandera del CUCAI (Centro Único Coordinador de Ablación e Implante del Neuquén). No hay antecedentes en el mundo de deportistas trasplantados que hayan intentado ascender una montaña de casi 7000 metros", indicó.

"Mis dos grandes pasiones son el río y la montaña", contó Víctor.

LEÉ MÁS

La taekwondista Ruiz Díaz y un sueño olímpico

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario