Todo Añelo y el fútbol lloran la muerte de un pibe promesa del arco

El adolescente falleció en las últimas horas víctimas de una leucemia letal. En pocos días iba a hacerse el trasplante de médula con su hermanita como donante.

Por Fabricio Abatte - abattef@lmneuquen.com.ar

La venía peleando hace un tiempo contra una cruel enfermedad. Y parecía que zafaba. Apenas semanas, días, faltaban para ese ansiado trasplante de médula, con su hermanita como donante, que podía cambiarle la vida. Pero el destino, lamentablemente, no lo quiso así.

Te puede interesar...

Dios suele llevarse a los buenos con él. Y el Mauri Tillería lo era, si bien se ganó merecidamente el apodo de “Terremoto”, como lo conocían todos en el pueblo, por lo “divertido e inquieto” que era.

Proyecto de gran arquero, de esos a los que por condiciones lo ponen en una categoría más grande de la que corresponde por su edad, el jueves falleció a los 16 años víctima de una letal leucemia.

“Fue sorpresivo porque venía mejorando, al principio le habían dado un 10 % de probabilidades pero con mucha valentía y entereza la afrontó y a lo último se hablaba de un 90 % de chances de zafar. Si creo que el mes que viene iba a realizarse la operación en Buenos Aires”, lamentó Ricardo Jara, presidente de Añelo, joven entidad en la que el pibe fallecido actuó “desde su fundación misma, hace cuatro años, hasta el año pasado en que su salud ya no lo dejó. Arrancó en octava y hoy tendría edad de quinta. Era un arquerazo”, apuntó el directivo sin poder disimular su angustia.

“El jueves fue durísimo, con el velatorio, el entierro. Y hoy sábado también. Estamos en Plottier que enfrentamos a Los Canales pero pensamos todo el tiempo en él. Se hizo un minuto de silencio en todas las categorías”, comentó muy consternado el directivo.

Mauri-Tillería-2.jpg

La pérdida de un chico tan querible no solo se lamenta y se siente en el club. Toda la localidad neuquina está envuelta por estas horas en un enorme dolor por la triste noticia. “No se olviden que Añelo es chico y nos conocemos todos. ¡Pero como puede ser!, pobre Terre!, te dice la gente en la calle”, continuó con su desgarrador relato Jara.

Físicamente el Mauri ya no está. Pero su recuerdo será imborrable. “La semana que viene, que jugamos de local, seguro que le haremos un lindo homenaje. Con remeras, alguna plaqueta para la familia. Queremos que vaya todo Añelo porque el chico se lo merecía. Los invitamos a través de ustedes”, culminó Jara con el mensaje a todos los vecinos.

¡Hasta siempre Terremoto!

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído