Trasladaron a bebés por el desborde de las cloacas

Es la tercera inundación en 15 días en el área de Neonatología del hospital Castro Rendón.

Neuquén.- En la madrugada de ayer, las cloacas se rebalsaron e inundaron el sector de Neonatología de baja complejidad ubicado en el primer piso del hospital Castro Rendón, desde donde tuvieron que ubicar a ocho bebés en terapia pediátrica y en el hospital Heller.

"Tenemos un sector de Neonatología intermedia en la parte vieja del hospital que se inunda con las cloacas. Ya nos ha pasado en tres oportunidades en quince días. Se rebalsa la cloaca y se inunda, pero nunca como esta vez. Acá se inundaron dos sectores, pasó el agua de cloaca a lactarios", explicó Graciela Bunzli, a cargo del servicio de Neonatología del hospital.

Los profesionales del área dijeron que no pueden mudarse a otro sector porque no hay un espacio disponible en el hospital.

Al producirse el desborde, las enfermeras se encargaron de retirar a los bebés con sus incubadoras a otros sectores, como el de terapia de mayor complejidad, ubicada en el segundo piso del hospital.
"El hospital está colapsado en todo sentido. Es un hospital viejo, hecho con parches, esa es la realidad de hoy", agregó Bunzli.

"Queremos un hospital nuevo porque si uno lo recorre, se dará cuenta de que son parches. Omar Gutiérrez, cuando era candidato a gobernador, vino y yo misma le hice saber de esta situación. Está en conocimiento y nos prometió un hospital nuevo". Alejandra Rojas. Enfermera

Desde la dirección del Castro Rendón, indicaron que "personal de mantenimiento trabajó en la búsqueda de la obstrucción, que se produjo en otro sector de la misma planta. Allí encontraron tenedores y cuchillos descartables, jeringas y rejillas que fueron retirados de la cañería".
Se explicó que intervino en el caso el Comité de Infectología y que se encuentra estudiando la situación. "Personal especializado limpió y desinfectó el sector afectado y se determinó que en las próximas horas, una vez que estén dadas todas las condiciones de sanidad, los pacientes volverán a Neonatología de baja complejidad", señaló la dirección a través de un comunicado de prensa.
La responsable a cargo del servicio señaló que tenían que aguardar que se desinfecte porque es "contaminante" para los prematuros.

Señaló que esta situación no es exclusiva de ese sector porque también ha sucedido en la sala de partos y en quirófanos. "Estos problemas son habituales. Lo que pasa es que esta vez fue mucho", observó Bunzli, y estimó que hoy podrían llegar a reubicar a los pequeños.
"Nos han prometido un hospital nuevo, pero esto ya no da para más", dijeron los profesionales del sector.

"Esto es el colmo", dicen los padres

Silvia Ojeda y Luis Hidalgo son los papás de Bruno, quien nació con 31 semanas de gestación y desde hace catorce días estaba en Neonatología, en el primer piso del hospital. "Vivimos esto con mucha preocupación. Los médicos son espectaculares, hacen lo que pueden con lo que tienen. Los bebés están bien atendidos. Muchas de las incubadoras hay que cambiarlas", dijo Silvia mientras veía cómo derivaban a los pequeños a diferentes áreas. "Nos hacen lavar las manos constantemente, nos hacen poner barbijos, toman todas las medidas que se requieren y se desbordan las cloacas, es el colmo", subrayó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído