Tres testigos complicaron al Bolita

El líder de Los Champú, junto con un cómplice, son juzgados por una mejicaneada en la casa de un dealer, de donde se llevaron una bolsa con cocaína.

Neuquén.- Las evidencias y testimonios complican cada vez más al líder de Los Champú, Juan Pablo Alveal. En la segunda parte del juicio por una mejicaneada, el Bolita, lejos de preocuparse, eligió dormir en lugar de escuchar lo que declararon los tres testigos que lo vieron salir junto con un cómplice de una casa en Avenida del Trabajador al 3900, de donde se llevaron un TV led y una bolsa de cocaína.

Mañana al mediodía se realizará una próxima audiencia, donde se definirá la responsabilidad o no del líder de Los Champú por el robo calificado por el uso de arma de fuego y por tenencia ilegal de arma civil. En caso de que lo declaren culpable, la pena no será menor a cinco años de prisión.

Los vieron escapar

Uno de los testigos confirmó que Alveal y Diego Gutiérrez (el otro acusado) salieron corriendo de la casa de un dealer del barrio Melipal con un TV led y una bolsa con 689 gramos de cocaína, el 26 de abril del año pasado, a las 14:50.

Un policía relató que estaba patrullando las calles Moritán y Doctor Ramón, cuando un hombre los alertó de que dos delincuentes habían robado en una vivienda y que escaparon por Valle Encantado. Rápidamente comenzó la persecución. Vieron a los ladrones y atravesaron el móvil por delante de una Toyota Hilux de una empresa petrolera, a la que el Bolita y Gutiérrez estaban subiendo.

"Alveal fue el primero que bajó, a quien se le cayó una pistola 11-25, que pateó hacia abajo de la camioneta. Le siguieron Gutiérrez y Sebastián Masa, el conductor. Los tres fueron reducidos en el piso, esposados y trasladados a la comisaría", aseguró.

Tras la requisa en el lugar, encontraron el led en la caja de la camioneta, un arma de fuego y una bolsa con cocaína.

El Bolita tenía en uno de sus bolsillos una billetera con $172, un celular, un pen drive y la licencia de conducir de Contreras, el dueño de la vivienda.

Si bien Alveal estaba con Gutiérez y Masa, sólo los dos primeros llegaron a juicio, porque el chofer de la camioneta petrolera reconoció su culpabilidad e hizo un arreglo judicial.
Luego de la audiencia, en la que durmió durante las tres horas, el líder de Los Champú volvió a la cárcel porque tiene vigente prisión preventiva, en tanto que Gutiérrez esperará el fallo en libertad.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído