El clima en Neuquén

icon
15° Temp
47% Hum
La Mañana Crimen

Triple crimen narco: un invitado confesó que incendió el auto

El episodio ocurrió durante el fin de semana en Rosario. Un invitado confesó el hecho. Además se conocieron más detalles sobre los antecedentes narcos de las víctimas.

Un joven de 19 años que fue como invitado al casamiento tras el cual fue asesinada a balazos una pareja y su beba de un año y medio en Ibarlucea, cerca de Rosario, admitió ante la Justicia que él fue quien quemó el auto de las víctimas con la mujer adentro cuando intentó llevarla a hospital herida tras la balacera, ya que se "asustó" ante la posibilidad de ser interceptado por la policía, informaron este lunes fuentes judiciales.

Así lo reveló el fiscal de la Unidad de Homicidios Dolosos de Rosario Gastón Ávila en una conferencia de prensa que brindó en el Centro de Justicia Penal de esa ciudad al referirse al hallazgo del cuerpo de Érica Romero (37) calcinado adentro de un auto Audi incendiado tras el ataque a tiros en el que fue asesinada su beba, Elena, y su pareja, Maximiliano Giménez (33).

Te puede interesar...

En tanto, al ser consultado sobre el hecho, el secretario de Seguridad de la provincia de Santa Fe, Jorge Bortolozzi, dijo que la fiesta de casamiento no era un evento "inocente" sino algo similar a "una película de El Padrino", a la que asistieron al menos "cuatro personas condenadas por narcotráfico en libertad condicional". Además, el funcionario reclamó más colaboración entre la Justicia Federal y la Justicia provincial, ya que esas personas "no debían estar en libertad".

El fiscal Ávila explicó que el joven de 19 años se presentó este domingo en fiscalía y relató su versión de los hechos en los instantes posteriores al ataque del que fue víctima la familia.

Embed

Según el funcionario judicial, ese joven era un invitado que salió de la fiesta al escuchar las detonaciones producto del ataque y ayudó a desenterrar el auto de las víctimas que había caído a un zanjón en un desesperado intento del conductor cuando quiso escapar de los atacantes.

El chico contó que los presentes lograron sacar del auto a Giménez y a la beba pero no a la mujer, por lo que le pidieron a él que la trasladara a bordo del vehículo al Hospital Escuela Eva Perón de Ibarlucea para que fuera asistida.

"En la desesperación tomó para el otro lado, para Ibarlucea", dijo el fiscal, quien añadió que "el chico declaró que estaba ebrio, desesperado porque vio un patrullero y tenía miedo de que lo siguieran, que no sabía qué hacer hasta que paró y decidió prenderle fuego al auto".

Sobre la mecánica del triple crimen, el funcionario judicial dijo que cerca de las 4 del sábado último, tras la fiesta de casamiento realizada en un predio llamado "Campos de Ibarlucea", Romero, Gutiérrez y la beba se retiraron del lugar en su Audi y tomaron la autopista Rosario-Santa Fe rumbo a Rosario, momento en que fueron emboscados por una camioneta Volkswagen Amarok.

El conductor realizó una maniobra de escape y retomó la ruta rumbo al predio donde se realizaba la fiesta, aunque cayó en un zanjón de la ruta, situado frente a la entrada.

asesinaron-a-un-matrimonio-y-su-bebe-en-Rosario-2.jpg

Fue allí donde los ocupantes de la camioneta realizaron una veintena de disparos que impactaron en los tres integrantes de la familia, tras lo cual escaparon, según el relato del fiscal.

Giménez murió en el lugar, la beba fue llevada al Hospital Eva Perón, donde falleció, y a la mujer no la lograron sacar del asiento y decidieron que fuera trasladada en ese auto, aunque aparentemente ya estaba sin vida.

Más tarde su cuerpo calcinado fue encontrado en el interior del Audi prendido fuego.

El joven conductor no está detenido y según el fiscal aún no va a ser imputado, ya que no puede utilizar como único elemento de cargo su declaración. "No veo que haya intención de encubrir a los homicidas ni de una participación", advirtió.

El móvil del crimen

Con respecto al posible móvil del triple crimen, el fiscal Ávila dijo que Giménez y Romero figuraban investigados por la Justicia federal de Rosario por "tráfico de estupefacientes".

"Se encargaban de la distribución a mediana escala. Mantengo en reserva para quién", se excusó. En este sentido, trascendió que existen indicios de que Giménez y Romero fueron apuntados como responsables de la pérdida de un cargamento de 200 kilos de cocaína. Este antecedente es uno de los datos que analiza la Justicia rosarina a la hora de evaluar la hipótesis de una venganza planificada.

Sobre los novios que se casaron, en tanto, manifestó: "Recibí declaración de ambos. No sospecho de ellos ni los involucro. No parece lógico que planeen un homicidio en su casamiento. Había niños, personas mayores. Es poco probable".

Embed

El fiscal se refirió así a Esteban Enrique "Pinky" Rocha y Brisa Milagros Leguizamón Ferreyra, una mujer que cumplía prisión domiciliaria por narcotráfico.

Ambos habían sido procesados acusados de "integrar una organización dedicada al traslado, acopio, fraccionamiento y comercialización de estupefacientes cuya principal zona de influencia es el barrio La Cerámica, dijeron fuentes de la pesquisa.

Por último, el fiscal Ávila admitió la posibilidad de que los tiradores hayan contado con un informante dentro de la fiesta para preparar la emboscada. Al respecto, explicó que el auto de la pareja no era el que usaban habitualmente y una de las titulares es la hermana de la mujer acribillada. Por eso existe la chance de que alguien les haya avisado a los agresores en qué vehículo viajaban.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario