Uberti dio detalles de las coimas de Kirchner y Chávez

El K involucró a otros tres funcionarios.

Buenos aires. El ex representante especial K ante Venezuela, Claudio Uberti, involucró al ex presidente del Deustch Bank en Argentina y secretario de Finanzas K, Alfredo Mclaughlin; al ex presidente de PDVSA, Rafael Ramírez Carreño, y al ex titular del Banco Central de Venezuela, Nelson Merentes, en el cobro de un soborno de 50 millones de dólares por la compra de bonos argentinos Boden 2012.

Además, en su ampliación de indagatoria completa como arrepentido, reveló detalles increíbles de cómo Chávez aceptó el pedido de Kirchner de mandarle “11 de los 25 millones de dólares” en un vuelo privado y que la operación fue realizada por “bancos amigos”, que no identificó. El acuerdo eran u$s 25 millones para Kirchner y u$s 25 millones para Chávez, mientras que los bancos intermediarios se llevaron otros u$s 50 millones.

Te puede interesar...

Mclaughlin había asesorado a Kirchner sobre cómo invertir en el exterior los u$s 630 millones de los fondos de Santa Cruz y luego fue nombrado secretario de Finanzas de la Nación. En el 2003, Kirchner tenía una cuenta con u$s 1,7 millón en el Deustch Bank de Nueva York. Por su parte, Ramírez Carreño fue embajador de Venezuela ante la ONU y Merentes, presidente del Banco Central hasta diciembre del año pasado cuando el presidente Nicolás Maduro hizo cambios en su Gabinete.

En su declaración, Uberti recordó que en agosto de 2005 escuchó a Kirchner decirle al entonces ministro de Economía Roberto Lavagna: “Explicale a Chávez cómo es el tema de la ayuda financiera que necesitamos”. Entonces, Lavagna le respondió: “Necesitamos que compre unos 500 millones de dólares de bonos argentinos”. Uberti, que era además titular del OCCOVI (el organismo de control de los peajes), se había ganado la simpatía de Chávez el año anterior cuando le había pedido un autógrafo.

Subastan dos aviones de Báez

Lázaro báez, preso hace dos años y próximo a enfrentar su primer juicio oral y público por lavado de activos, verá cómo el estado subastará dos de sus aeronaves predilectas. La decisión está en manos del Tribunal oral Federal 4 (ToF 4). entre los más de 4100 bienes, el socio comercial de Cristina Kirchner cuenta con una flota de aviones propiedad de su empresa Top air. Con el avance de la causa ya elevada a juicio oral, los embargos sobre sus bienes se ordenaron en 600 millones de dólares. en este contexto y con sus bienes cautelados, el ToF 4 ordenó que dos de los aviones sean subastados por el estado nacional y los fondos obtenidos se deposite en una cuenta a nombre del tribunal en el banco nación. Las dos aeronaves se encuentran sin operar por problemas técnicos y las reparaciones costarían al estado 347.446,98 dólares. se trata del Lear Jet 35 y del rockwell Turbo Comander 690b.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído