Un agente de policía denunció a un superior y es un escándalo

La historia incluye tiros, sexo, alcohol y apremios. Arde la Comisaría 18.

“No quieren que salga a la luz cómo se están manejando en la comisaría, pero ahora está saliendo todo”, confió un efectivo policial de la Comisaría 18 que denunció a un suboficial por perseguirlo y dispararle. Hace pocos meses había informado en Asuntos Internos irregularidades en su desempeño.

El episodio se desarrolló el miércoles a la madrugada en el barrio Hipódromo y Valentina Norte Rural. “Fue alrededor de las 2:30. Yo había ido a comprar en mi moto con una amiga y me vieron”, relató el joven efectivo y agregó: “Me cruzaron el móvil, prendieron las luces y comenzaron a perseguirme a toda velocidad”.

Te puede interesar...

“Desde el móvil disparó al menos dos veces con una escopeta, me decía quédate ahí, como si fuera un delincuente”, aseguró el agente. La persecución continuó hasta el barrio Valentina Norte Rural, donde el policía llegó hasta la casa de su ex cuñado y se resguardó.

“En ese momento le dije que me quería hacer una cama, me quería plantar algo -drogas o un arma- para llevarme demorado”, explicó a LM Neuquén el agente y añadió: “Hace cuatro meses fui a Asuntos Internos y comenté la situación que se estaba viviendo en la comisaría, donde se hacen desde apremios ilegales, y este efectivo se maneja con menores de edad en la meseta. Yo era chofer de él. A veces me hacía quedarme esperando afuera del móvil mientras él estaba con mujeres tomando bebidas alcohólicas y teniendo relaciones sexuales”.

El agente denunció oficialmente e incluso ya había recurrido a Asuntos Internos para contar todas la irregularidades.

En cuanto a los apremios ilegales denunciados, el agente explicó que “se le antojaba levantar a alguien que iba caminando, lo esposaba y la persona le preguntaba por qué hacía eso y la respuesta del suboficial era que estaba tirando piedras contra el móvil o le decía ‘mira lo que tenés acá’ y le plantaba un cuchillo”.

La denuncia es contra un suboficial de la comisaría, que de acuerdo al efectivo “tiene una distribución de agentes y distribuye las consignas, él recorre para controlar los puestos”. Actualmente, el agente de 26 años está con reposo laboral por cuestiones psicológicas.

“Estaba todo listo para cambiarme de jurisdicción cuando este efectivo habló con los jefes, me cambiaron el psicólogo y dijo que yo tenía conducta antisocial”, sostuvo el agente y concluyó: “Otros compañeros han sufrido también persecuciones y la mayoría ha pedido irse o lograron cambiarse de guardia”.

Las irregularidades se multiplican

Liberaban zona por droga

En 2014 trascendió un informe de la fiscalía sobre las bandas narco del oeste. Un testigo protegido confió que la Comisaría 18 liberaba zona a los narcos a cambio de droga y además obtenían favores sexuales como sexo oral de parte de las jóvenes vinculadas a las bandas. Los Champú y los Santana operaban en ese sector.

Denunciaron hostigamiento

En marzo de 2017, un joven fue detenido y acusado por la Justicia por haber intentado robarle a otro y dispararle en una pierna. Su familia denunció que efectivos de la 18 “andan atrás de él porque saben que tiene libertad condicional y hacen lo posible para agarrarlo y ponerle causas”.

Habeas corpus por vecinos

A raíz de la muerte de Juan Cuellar el 26 de junio dentro de la Comisaría 18, vecinos se manifestaron para pedir que se investigue el hecho caratulado como suicidio. Desde ese momento, denunciaron gestos amenazantes por parte de los efectivos y de terceros. Tras presentar un habeas corpus, la Justicia exigió el cese del hostigamiento por parte de los uniformados hacia los vecinos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído