Un amor familiar contra la burocracia de la Justicia

Quieren adoptar a un nene al que crían de bebé, pero no los dejan.

Sofia Sandoval / Osvaldo Domínguez

Neuquén.- Después de formar una amorosa familia de cuatro, Javier y Alejandra no pensaban en adoptar un niño. Pero su ímpetu por ayudar los llevó a convertirse en una familia solidaria y recibir en guarda a un bebé en estado de vulnerabilidad, que con el tiempo se transformó en uno más del clan. Ahora, buscan adoptarlo legalmente y la Justicia les cierra todas las puertas.

Alejandra dice que no se acuerda de un punto de inflexión en su relación con el pequeño, que ahora tiene dos años y nueve meses. Quizás porque desde el primer día lo sintió como un hijo más, o quizás porque su cariño fue creciendo de una manera sutil hasta convertir su lazo en un vínculo inquebrantable.

Te puede interesar...

El bebé llegó a sus vidas con menos de cinco meses y las secuelas de una neumonía. Con el paso del tiempo, se convirtió en un chiquito despierto y charlatán que los llama mamá y papá, y que salta corriendo del auto para abrazar a sus hermanos mayores a la salida de la escuela. Para el corazón de la familia Machaique Gil, de Rincón de los Sauces, el bebé es uno más. Pero para la Justicia, una serie de obstáculos legales niega esa realidad.

“Yo tengo otro hijo que tiene trastornos en el lenguaje por un retraso madurativo y el nene le está enseñando a decir palabras, le está enseñando a contar, a nombrar los animales y Gabriel antes no podía decir nada, pero con la ayuda de su hermano lo está logrando”, añadió.

Desde el Registro Único de Adopción señalaron que son escasas las familias que desean adoptar a adolescentes.

También contó que su hija mayor de 13 años tiene adoración por su hermano, como también su marido, su hermana y su padre, que lo visita diariamente, con quienes generó vínculos muy fuertes para ser cortados de manera intempestiva.

amor

Decisiones

La historia comenzó en 2016, cuando el petrolero Javier Machaique y su esposa charlaron con sus hijos la posibilidad de convertirse en una familia solidaria, una figura legal que existe en Neuquén para resguardar a niños vulnerables de manera transitoria hasta que se revinculen con su familia biológica o encuentren un adoptante. Realizaron dos entrevistas psicológicas pero nunca llegaron a completar los papeles, porque tres días después del último encuentro les pidieron que buscaran al pequeño de manera urgente en el hospital.

Aunque la pareja participó activamente del proceso de revinculación, el plazo de seis meses se extendió. Según explicó la abogada de la familia, Marina Briongos, la mamá biológica faltaba a algunas citas, por lo que fracasó el proceso de retomar el vínculo. Así, pasaron 20 meses en los que la relación de la familia con el chiquito se fortaleció, por lo que decidieron adoptarlo.

“Hicimos una primera presentación ante el juez, pero rechazaron el pedido porque no estábamos inscriptos en el RUA (Registro Único de Adopción)”, explicó Alejandra y aclaró que optaron por anotarse al siguiente llamado. Sin embargo, la Justicia no aceptó su inscripción porque en ese registro no se acepta a las familias solidarias.

“Ellos legalmente tampoco están anotados como familia solidaria, porque no presentaron todos los papeles, pero la Justicia entiende que no pueden inscribirse en el RUA si tienen un menor en guarda”, sostuvo Briongos. Así, una serie de requisitos formales podría separar al pequeño de la familia que lo acoge desde hace 20 meses.

La nueva esperanza es presentar un recurso federal para que la Corte Suprema falle con respecto al caso y permita que los cinco puedan seguir viviendo juntos en su casa de Rincón.

En los 10 años de vigencia de la ley que creó el Registro de Adoptantes se realizaron 70 adopciones en la provincia.
Imagen ilustrativa.
Imagen ilustrativa.

El largo camino para adoptar al nene

Los Machaique Gil comienzan los trámites para ser una familia solidaria y les permiten que vayan a buscar a un bebé al hospital de Rincón. Conviven con el niño durante 20 meses y dejan de recibir visitas de la Justicia.

Deciden a adoptar al nene, pero les rechazan el pedido por no estar inscriptos en el Registro de Adopción. Cuando quieren anotarse en este listado, no los aceptan al no considerar compatible su intención con la tenencia de un niño en guarda.

El próximo paso de la familia es presentar un recurso federal extraordinario para elevar el caso a la Corte. Allí, buscarán que la Justicia haga caso omiso a los obstáculos burocráticos para garantizar el bienestar del niño.

amor

LEÉ MÁS

Adoptar en Neuquén es un proceso muy lento

Buscan urgente una familia sustituta para un nene de tres años

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído