LMNeuquen Estados Unidos

Un atleta paralímpica murió en el "sueño de su vida"

La estadounidense quería cruzar el Océano Pacífico. Tenía 60 años y había quedado parapléjica. "Si muero, es como me quiero ir", sostuvo.

La atleta paralímpica Angela Madsen falleció en medio del "sueño de su vida". "Si muero en el intento, así es como me quiero ir", le habría dicho a su esposa antes de zarpar en una hazaña que la haría única: con 60 años y en silla de ruedas quería cruzar sola el Océano Pacífico.

Madsen participó en los Juegos Paralímpicos de Pekín 2008 y Río de Janeiro 2016. Además, en el 2014 había conseguido cruzar ese océano, pero lo hizo con un compañero. Esta vez, lo quería hacer sola, pero no tuvo la misma suerte: logró hacer 2.000 kilómetros y celebrar su cumpleaños 60 en medio de la travesía.

Te puede interesar...

El viaje había comenzado a finales de abril desde Los Ángeles, California, y su destino era Honolulu, Hawái. En total, cruzaría 4 mil kilómetros del Océano Pacífico y tardaría entre 3 y cuatro meses, dependiendo de las condiciones climáticas, aunque su objetivo era lograrlo en 100 días.

Estados Unidos Madsen Olímpica 04.png

Este domingo fue el último contacto que tuvieron con la atleta. “Mañana es un día para nadar. Tengo que volver a encadenar mi brida de ancla de proa en caso de que haya una gran tormenta. Se desató hace algún tiempo. He estado usando la popa”, había sido su último mensaje por redes sociales.

Estados Unidos Madsen Olímpica 01.png

Tras tres días sin noticias y sin responder los mails a su esposa, un helicóptero de la Guardia Costera de Estados Unidos y el carguero alemán Polinesia fueron los apuntados para la búsqueda. Ellos fueron quienes pudieron encontrarla: había fallecido algunas horas atrás y el bote estaba volcado. El cuerpo de Angela estaba atado a la embarcación llamada RowofLife.

Su esposa, Debra, comentó en las redes sociales: “Cuando revisé su correo electrónico no había devuelto ningún mensaje. Por el rastreo por satélite no parecía que estuviera remando el barco, estaba a la deriva. Estaba muy lejos de tierra, y la comunicación era complicada. Tenía esperanza, pero ya sentía una sensación de pesadez en el pecho”.

https://twitter.com/msparasurfer/status/1274553326626111493

“Angela conocía los riesgos mejor que cualquiera de nosotros, y estaba dispuesta a correrlos, porque estar en el mar la hacía más feliz que cualquier otra cosa. Nos dijo una y otra vez que si moría en el intento, así es como se quería ir”, concluyó.

Un accidente ocurrido en 1993 durante un partido de básquet con el cuerpo de Marines de los Estados Unidos la había dejado parapléjica: la cirugía por la rotura de dos discos de su columna vertebral no tuvo resultados satisfactorios. Pero eso no la impidió para seguir.

Estados Unidos Madsen Olímpica 03.png

“Angela trajo al mundo una pasión, alegría y determinación inigualables. Fuimos afortunados de que viniera a nuestras vidas como miembro de la familia paralímpica”, expresó Cathy Sellers, directora retirada de los Juegos Paralímpicos de Estados Unidos y concluyó: “Fue incansable en todo lo que hizo, pero siempre aprecié su defender todo tipo de diversidad en el deporte. Se comprometió a educar a la próxima generación de atletas paralímpicos y enseñó desinteresadamente a mentores, entrenadores, y enseñó a otros”.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

75% Me interesa
25% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario