Un empate que fue victoria y clasificación

El Ciclón igualó sin goles ante el Mineiro y, por el triunfo 1 a 0 en casa, sigue con vida en la Copa.

Belo horizonte

San Lorenzo hizo lo que debía en Belo Horizonte ante el Atlético Mineiro y con el empate sin goles logró la clasificación a la próxima ronda de la Copa Sudamericana. Por la victoria 1 a 0 en el Bajo Flores en la ida, el Ciclón se convirtió en el segundo argentino (el otro fue Lanús) que se metió en la segunda fase. Tuvo que sufrir un poco sobre el final, pero se llevó su premio y completó un gran semestre.

En un partido muy parejo y disputado, el Ciclón se mostró firme para aguantar los embates del local, que no tuvo demasiadas ideas y no pudo quebrar el cero.

San Lorenzo comenzó tomando el protagonismo en suelo carioca y avisó en apenas dos minutos cuando Reniero recibió dentro del área, la paró de pecho y de cachetada la mandó por encima del travesaño.

El Mineiro respondió dos veces: primero con un bombazo de afuera de Alerrando que se fue apenas desviado y más tarde con un mano a mano de Erik que dudó al definir y Mercier la terminó sacando casi en la línea.

Luego lo tuvo la visita. De tiro libre, Botta la metió en el área y Senesi entrando sólo puso mal el pie y la pelota se fue muy alta cuando corrían 20 minutos de partido.

Pero la más clara para el local llegó en media hora de juego tras una contra que comandó Andrade y que terminó definiendo Eril dentro del área, pero Paulo Díaz se jugó la vida y salvó el cero en el arco de Navarro.

El Minero fue acechando cada vez más al Ciclón con el correr de los minutos y lo tuvo nuevamente tras un gran anticipo de cabeza de Aliendro que pasó muy cerca del palo derecho de Navarro.

Ya en el complemento, de entrada tuvo que aparecer el arquero para sacar un gran remate de Elias que tenía destino de gol.

El propio Elias tuvo otra quince minutos más tarde tras un taco de Alerrando que lo dejó sólo frente al arco, pero su zurdazo fue débil y la atrapó fácil el 1 del Ciclón.

Sobre el final San Lorenzo se replegó e intentó salir de contra aprovechando el ingreso del Perrito Barrios y así aguantó bien a un rival con pocas ideas.

Biaggio mandó a la cancha a Gonzalo Rodríguez en lugar de Reniero y los últimos minutos fueron sólo aguantar.

Así, pese a alguna pelota parada que cayó con peligro dentro del área, el equipo Azulgrana logró el empate que necesitaba para meterse en la siguiente ronda de la Copa Sudamericana y completar un semestre más que positivo.

25 partidos dirigió el Pampa en el Ciclón, con 14 victorias, 7 empates y 4 derrotas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído