Un gitano va a juicio por siete estafas con vehículos

Se trata de Julio Costich, quien utilizó nombres falsos para concretar la venta de autos por internet.

NEUQUÉN

Bajo otros nombres y con ofertas tentadoras a través de internet, un gitano fue acusado de estafar a siete hombres de distintas provincias que quisieron concretar la compra de un vehículo. Se trata de Julio Costich, a quien la Justicia llevará a juicio. La pena que podría recibir no superaría los 3 años.

El miércoles se realizó una audiencia en la que el juez Mauricio Zabala avaló el pedido de la fiscalía y elevó la causa a juicio contra Costich por estafas reiteradas.

“La metodología y la maniobra siempre es la misma en todos los hechos”, adelantó el fiscal Marcelo Jara antes de detallar la larga lista de casos que tienen al gitano como protagonista.

El primer hecho por el que fue acusado ocurrió el 13 de abril de 2016, por la venta de un camión Mercedes Benz 1624.

La víctima que vio el aviso por Mercado Libre viajó hasta Neuquén para concretar la operación y le pagó a Costich una suma de 398 mil pesos en su vivienda de calles Pelagatti y Domuyo, donde firmó la documentación pertinente.

Luego vinieron las excusas para entregarle el vehículo, que fue secuestrado al día siguiente en la misma dirección.

La segunda víctima, un misionero, vio la publicación de la venta de un Mercedes Benz 1634 a través del portal OLX. En este caso, el denunciante realizó dos entregas de dinero, de 16 mil pesos cada una, y luego viajó el 9 de mayo del año pasado a la provincia, donde le entregó un total de 446 mil pesos al estafador.

El tercer hecho involucra el mismo camión, aunque esta vez la víctima viajó desde Buenos Aires.

El denunciante le entregó como seña un cheque por 10 mil pesos y el 26 de febrero de 2016 le pagó 410 mil pesos de contado.

Cuando el acusado le dijo que no le iba a entregar el vehículo, la víctima insistió en que le devolvieran el dinero y lo único que consiguió fueron tres cheques por 518 mil pesos que fueron rechazados el día que quiso cobrarlos.

En la cuarta causa, el acusado actuó con un cómplice y el damnificado fue un chaqueño que cayó por otro camión a través de MercadoLibre.

El hombre le pagó una suma de 270 mil pesos y el 4 de abril del año pasado le entregó una camioneta valuada en 200 mil pesos, le dio otros 26 mil y 16 cheques por 25 mil pesos.

El quinto y el séptimo damnificado, ambos porteños, quisieron comprarle al gitano una Toyota Hilux SRV, por la cual uno de ellos entregó 270 mil pesos y otro, una Chevrolet S10 y la suma de 232 mil pesos.

El sexto hecho relatado por el fiscal fue el caso de un salteño que fue estafado en 202 mil pesos por una Ford F100.

Intento de acuerdo

Ofreció pagar para ser sobreseído

Apenas comenzó la audiencia, el defensor de Julio Costich, Alfredo Curi, ofreció una reparación económica para tres de los denunciantes que estaban representados por sus querellantes. “El 50 por ciento del perjuicio ocasionado, el cual será abonado en un término de 24 a 48 horas, en caso de que se acepte y se dicte el sobreseimiento”, afirmó Curi en referencia al acuerdo. Si bien ambos querellantes prestaron su conformidad, la fiscalía señaló que continuaría con la acción penal y apuntó que “el acuerdo nada tenía que ver con la cuestión delictual”. Finalmente, el magistrado ordenó continuar con el proceso y elevó la causa a juicio.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído