Un nene de un año se cayó en un tacho con agua y se ahogó

No se puede creer. La noticia pega y duele por tratarse de un bebé y por lo absurdo de la situación.

Córdoba
No se puede creer. La noticia pega y duele por tratarse de un bebé y por lo absurdo de la situación. Un nene de un año, que estaba al cuidado de su abuela, se ahogó al caer dentro de un recipiente que contenía unos 20 litros de agua.

El hecho sucedió en una vivienda del humilde barrio Ampliación Matienzo de la ciudad de Córdoba, según informó la Policía. Fue la propia abuela quien, al darse cuenta de que el nene no respondía a sus llamados, se acercó hacia un sector del patio y se encontró con su nieto metido dentro de un tacho con agua.

La mujer, en un descuido, no observó que el nene había salido de la casa para ir hacia el patio. En ese lugar, la familia utilizaba un viejo tacho de pintura de 20 litros para darle de beber a un caballo que les pertenece. El bebé fue hasta el lugar, metió la cabeza en el tacho, perdió el equilibrio y se cayó adentro, ahogándose. Apenas lo vio, la abuela lo sacó del tacho y pidió auxilio. Con la ayuda de unos vecinos, el bebé fue trasladado a un centro de salud. Sin embargo, a pesar de todas las tareas de reanimación, el chiquito falleció. La abuela entró en estado de shock cuando le confirmaron la noticia. La víctima fue identificada como Jeremías Lucero.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído