Un torneo de fútbol para que un jubilado gane más que $300

Lo organizan los amigos de Luis Jiménez, rehén de una AFJP en Centenario.

Adriano Calalesina
adrianoc@lmneuquen.com.ar

Centenario.- Su historia se hizo conocida por cobrar una jubilación de 300 pesos por mes. Quedó rehén de una AFJP hace 23 años y hoy lucha por mendigar subsidios. Es discapacitado y hace un mes tuvo que irse de esta localidad por no poder pagar el alquiler.

Se trata de Luis Jiménez, un hombre de 48 años que quedó en el sistema de "renta vitalicia" de la empresa Orígenes. Hizo de todo y hasta habló con el titular de Anses, Diego Bossio. Sin embargo, hoy nada puede hacer y espera resignado una ayuda.

Algunos conocidos, que lo ayudaron en estos meses, están preparando un torneo de fútbol para juntar dinero y poder saldar algunas deudas que contrajo en el inquilinato donde vivía. Le cobraban 2500 pesos por mes y desde la comuna y el gobierno provincial sólo pudieron darle 1000 pesos, según contó.

"Me tuve que ir. Ahora estoy en una chacra en El Chañar, no sé por cuánto tiempo. Ya no peleo más porque no sé qué hacer. Toqué todas las puertas. Sólo pido tener un derecho, que me ayuden con un alquiler, ese es mi sueño", explicó Jiménez un tanto resignado.

"Ya no peleo más porque no sé qué hacer. Toqué todas las puertas. Hice de todo, hasta hablé con el titular de la Anses, Diego Bossio. Sólo pido tener un derecho, que me ayuden con un alquiler, ese es mi único sueño". Luis Jiménez .Tiene 48 años y está discapacitado desde los 25.

El hombre vivía en General Conesa, Río Negro, donde trabajaba. Un accidente en una bicicleta le provocó una rotura en la médula y con los años se le formó un tumor que le fue degenerando las terminales nerviosas. Los médicos le diagnosticaron siringomielia, una enfermedad que le va deteriorando las terminales nerviosas, producto de la lesión en la médula.

"Cada día para mí es una lucha, empezando por bajarme de la cama. Apoyo un pie en el piso y uno empieza a sufrir. Crié tres hijas mujeres con 40 pesos cuando empecé a cobrar en los años 90", explica Luis, quien se mueve con dificultad, con muletas.

Como Luis, dicen que hay unos 80 mil casos en todo el país. Personas que quedaron con esa suerte de renta para toda la vida, fuera del sistema de reparto del Estado. Cobran montos irrisorios y muchos comenzaron a presentar recursos de amparo para pasarse a Anses y jubilarse de manera digna.
"Si empiezo con los juicios, pierdo los subsidios que me salen cada tanto. Uno no puede planificar nada, ni siquiera un alquiler, porque no sabe cuánto y cuándo va a cobrar. Es una situación que ya me cansó", dijo Jiménez.

A pesar de la desesperanza, el hombre cree que alguien todavía lo puede ayudar y apuesta al cambio de gobierno. "No sé si será distinto. Yo llegué a hablar a lo más alto y nunca me dieron una respuesta para mi caso", concluyó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído