Un violador se había armado un pequeño cíber en la cárcel

El hombre tenía varios celulares y una tablet y dejaba que los reclusos los usaran a cambio de plata y favores. Encima, tenía línea directa con el afuera.

Misiones.- Un hombre que cumple una condena por violación montó en la Unidad Penal de Oberá un precario cíber con varios teléfonos celulares y una tablet. A cambio de dinero y otros favores, permitía a los internos acceder a redes sociales e incluso contactarse con el exterior sin ningún control.

Omar, alias “el Brasilero”, había mantenido hasta ahora una muy buena conducta dentro de la cárcel, motivo por el cual accedió a la fase de confianza y pidió ir a vivir al sector de la ‘pollería’ junto a otro interno. Fue en ese lugar, durante una requisa, que los penitenciarios hallaron varios celulares tipo smartphones y una tablet, además de bebidas alcohólicas. El Brasilero les permitía a los reclusos la utilización de los aparatos a cambio de dinero, cigarrillos y otros elementos que cotizan alto dentro de los pabellones. Se sospecha de una complicidad penitenciaria.

El Brasilero llegó a la Unidad Penal de Oberá por un caso de abuso sexual que ocurrió en octubre de 2011 en el barrio Villa Svea, de esa ciudad de la zona centro de Misiones. Se comprobó que con un cómplice emborracharon, drogaron y violaron a dos mujeres en su casa.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído