Una elección cabeza a cabeza y hay ballotage

Daniel Scioli y Mauricio Macri peleaban esta madrugada voto a voto, y volverán a enfrentarse el 22 de noviembre.

Neuquén
En una elección sorprendente, Mauricio Macri (Cambiemos) desafió todas las encuestas y forzó a Daniel Scioli (Frente para la Victoria) a un histórico ballotage –que se hará el 22 de noviembre– para definir quién de los dos será el próximo presidente de la Argentina. Pasadas las dos de la mañana, con el 92% de las mesas escrutadas, Scioli iba adelante por el 36,21% contra el 34,89%.

En la elección voto a voto fue clave la excelente elección de María Eugenia Vidal, quien le sacó una diferencia de 5 puntos al jefe de Gabinete Aníbal Fernández y será la nueva gobernadora de la provincia de Buenos Aires. Vidal salió a hablar dos veces anoche, en medio de la euforia macrista en el búnker de Costa Salguero. En la segunda ocasión, minutos después de que el gobierno difundiera los primeros datos oficiales, dijo: "Hicimos posible lo imposible".

El gobierno admitió implícitamente el ballotage al difundir los primeros datos -sobre el 67% del padrón nacional- recién a medianoche, seis horas después de cerrados los comicios. Lo hizo a través del ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak. Los números a esa hora daban primero a Macri por un punto y medio, y a Vidal por casi cinco.

Dos horas antes, el propio Scioli había hecho un tácito reconocimiento de que deberá enfrentar un ballotage con Macri, al enfocar sus críticas al candidato de Cambiemos: "Si fuera por Macri no tendríamos asignación universal por hijo, ni Aerolíneas, ni YPF, y hubiéramos salido corriendo a pagarles a los buitres". Y directamente convocó a "los indecisos y los independientes" para alcanzar "la victoria" en cuatro semanas.

Scioli anticipó su discurso antes de que se confirmara oficialmente que habrá ballotage, quizás para ahorrarse el disgusto de aparecer como derrotado, ya que su campaña jugó a fondo con la idea de que ganaba en primera vuelta. La Cámpora armó su búnker paralelo junto a Aníbal Fernández en el Hotel Intercontinental y pegó el faltazo al Luna Park, donde se montó el escenario al que se subió Scioli.

Antes de la medianoche, también, y después de Scioli, Macri festejó como ganador desde Costa Salguero. "Cambia la política del país", proclamó. Le envió guiños incluso a la izquierda y convocó al electorado a "conquistar nuestro futuro" en noviembre (página 3).

Como sí anticiparon bien las encuestas, Sergio Massa (UNA) salió tercero (con el 21,25%) y fue el primero de los tres en aparecer, para admitir la derrota. Anunció que en los próximos días emitirá un documento sobre el ballotage, aunque evitó pronunciarse por Scioli o por Macri. El massismo retuvo la intendencia de Tigre, su bastión histórico.

Buenos Aires
El batacazo de Vidal en la mayor provincia del país se asentó en un amplio triunfo en el interior (con victorias en La Plata, Mar del Plata, Junín, Bahía Blanca y Pilar, las ciudades más pobladas) y una muy buena elección en el norte del Gran Buenos Aires e incluso en La Matanza, el distrito bonaerense más importante, un tradicional enclave peronista.

Sorpresivamente, según los primeros datos oficiales, el macrismo también quedaba a un paso de ganar otras intendencias kirchneristas, como en Tres de Febrero, Morón y Quilmes (este último, el distrito de Aníbal Fernández).

El oficialismo también resignó el quorum propio en la Cámara de Diputados: perdería 17 bancas. Pero retuvo, en cambio, al menos siete de las gobernaciones que se eligieron ayer: Catamarca, San Juan, La Pampa, Entre Ríos, Misiones, Formosa y Santa Cruz, donde resultó elegida Alicia Kirchner. Perdió, en cambio, en Jujuy y La Rioja y peleaba voto a voto en Chubut. En San Luis, volvió a la gobernación Alberto Rodríguez Saá, cuyo hermano, Adolfo, terminó sexto entre los seis candidatos a presidente, detrás de Margarita Stolbizer (quinta con 2,64%) y Nicolás del Caño (cuarta con 3,38%).

En las elecciones legislativas, el macrismo obtuvo otras sonoras victorias en Córdoba (donde el massismo salió segundo) y Mendoza, donde el ex vicepresidente Julio Cobos fue elegido senador.
El kirchnerismo, a su vez, revalidó su poderío en Santa Fe, el otro gran distrito de la Argentina.

En Neuquén
En nuestra provincia, Scioli ganó en casi todas las localidades, a excepción de tres departamentos de la zona sur (ver página 7).

En la elección a diputados nacionales, fueron elegidos Alberto Ciampini (FpV) y el macrista Leandro López (Cambiemos).

El MPN retuvo la intendencia de Villa La Angostura (página 9).


Votó en Santa Cruz
Cristina aseguró que seguirá militando tras dejar el poder

La presidenta Cristina Kirchner destacó que los argentinos votaron "en un país absolutamente normal", y aseguró que a partir del 10 de diciembre continuará militando en política. "Voy a hacer lo que siempre hice, militar".

Tras votar en Río Gallegos, Cristina Kirchner siguió los resultados de las elecciones desde la Quinta de Olivos y no se trasladó al búnker de Daniel Scioli ante la confirmación del escenario de segunda vuelta.

La mandataria sufragó a las 12:24 en la mesa 67 del Colegio Nuestra Señora de Fátima de la capital santacruceña: sonriente y de buen humor, Cristina concurrió a votar con el DNI libreta, pese a que podría haber utilizado el DNI tarjeta.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído