Una historia pesada, una distinción muy grosa

Mansilla, el portero campeón de pesas, la lucha desde chico y será distinguido por el Senado.

Fabricio Abatte

abattef@lmneuquen.com.ar

Neuquén. Siempre debió esforzarse al máximo. Gastar hasta sus últimas energías para ayudar a su gente y progresar. En el deporte y en la vida. Emilio Mansilla está acostumbrado por partida doble a que cada día se le haga pesado. Desde chico fue así. El mayor de 11 hermanos asume el desafío con toda esa garra que lo caracteriza y va para adelante.

En su Ingeniero Huergo natal “hacía laburos propios de la zona para darle una mano a mis padres Mirta y Roque”, cuenta el múltiple campeón mundial de pesas radicado en Neuquén desde 2003.

Te puede interesar...

“Cargar camiones a mano, estibar en los galpones de empaque, cosechar en las chacras, ralear las plantas de frutales, limpiar canales y acequias”, eran, según describe, sus tareas cotidianas. Por más cansado que estuviera, trataba a la vez de “no descuidar el deporte, mi gran pasión”.

Su éxito actual no se traduce en una vida más acomodada. Por el contrario, sigue sudando la gota gorda cada día. Es encargado de un edificio céntrico, como difundió este diario en su momento, y tiene una hermosa familia, con dos pequeños y una tercera en camino.

Dinero no es lo que sobra y para estar en los certámenes de elite en los que compite por el mundo se necesita bastante. “No vivo del deporte”, aclara el primer bicampeón mundial representando a Neuquén.

"Antes cargaba camiones a mano, limpiaba canales y acequias. Es la distinción que me faltaba esta. Y el 7 nace mi tercera hija”.Emilio Mansilla. Una vida llena de esfuerzos, la de este gran campeón

Lo cierto es que quien ya fue declarado Deportista Destacado de la Ciudad y de la Provincia de Neuquén ahora será homenajeado por el mismísimo Senado de la Nación.

La iniciativa de Javier Reinoso llegó a oídos de la senadora Magnalena Odarda, de Río Negro, y mañana será el acto, doblemente emotivo porque el evento se realizará en sus pagos, en su querido Huergo.

“La verdad que es un orgullo enorme. Nunca pensé que llegaría tan lejos. Es la distinción que me faltaba”, cuenta quien fuera soldado voluntario hasta el 2007. Una semana después, el 7 de diciembre, Emilio será papá por tercera vez (tiene a Milena de 10 y a Vicente de 6). Ludmila vendrá con el premio bajo el brazo. ¡Grande, pa!

Fana de Boca, ilustró la tapa

Hincha del Xeneize, el tres veces rey mundial en Open hasta 110 kilos, estuvo en nuestra redacción previo a la ida de la superfinal junto a otro pesista, Víctor Jaramillo.

Emilio Mansilla, un groso de verdad.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído