Una imprudencia peligrosa: padres que dejan a sus hijos en los autos

Se conocieron dos nuevos casos en Buenos Aires.

En las últimas horas en Ciudadela, al oeste del conurbano bonaerense, y en el barrio porteño de Villa Crespo se conocieron dos casos de padres que dejaron encerrados a sus hijos en el auto mientras iban de compras, en los que intervino la policía para rescatarlos ante las denuncias de otros conductores que vieron a los nenes luchando por respirar. Se trata de una conducta peligrosa y que se repite mucho en estas fechas, cuando los padres bajan a hacer compras para las fiestas “en 5 minutos” y dejan a sus hijos en autos que, con las altas temperaturas, se transforman en verdaderos hornos.

En Córdoba y Acevedo, en el límite entre Villa Crespo y Palermo, una nena de 4 años estaba encerrada en una Volkswagen Suran estacionada, llorando presa de una crisis nerviosa, cuando personal de la Comisaría 14 la vio y llamó de inmediato al SAME y a Bomberos. Cuando llegaron estos últimos actuaron de la única manera que se podía para sacar a la pequeña de esa situación: rompieron un vidrio, sonó la alarma y enseguida apareció la madre de la chiquita, una mujer de 38 años, furiosa con los uniformados por el tono que le habían dado al asunto.

Te puede interesar...

La mujer quiso subirse al auto e irse, pero la Policía la retuvo. Estuvo unas horas detenida, mientras que la nena quedó a cargo de personal policial hasta el arribo de su padre. La madre ya recuperó la libertad. Allí se le labraron actuaciones correspondientes.

En Ciudadela, en tanto, se había producido un hecho similar con un nene de 3 años que estaba encerrado en el asiento trasero de una Chevrolet Meriva en la playa de estacionamiento de un hipermercado. Otros clientes que llegaban vieron al nene, llamaron a la policía y llegaron efectivos de la Comisaría Tres de Febrero 2ª de Ciudadela. También se procedió a romper uno de los vidrios, por supuesto con los recaudos para no lastimar al chico. El nene fue atendido y rehidratado en el Hospital Carrillo de Ciudadela, y su padre quedó bajo la lupa en una causa caratulada como averiguación de ilícito, bajo actuación de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N° 1 de San Martín.

Un caso terrible

A principios de noviembre, un hecho similar en Santos Lugares terminó en tragedia, ya que una niña de 17 meses murió asfixiada en un auto después de que su padre la olvidara encerrada durante ocho horas en la puerta de su casa. Rodrigo Osés, el hombre en cuestión, dijo que estaba convencido de que había llevado a la nena a la guardería después de dejar a su esposa en el trabajo. En un momento, mientras estaba en su casa, se dio cuenta del increíble error y cuando fue corriendo hacia el auto, descubrió que la pequeña ya había fallecido.

La Justicia investigó si se había tratado solamente de un olvido y después se supo que Osés había sufrido un ACV tiempo atrás, algo que lo pudo haber influenciado.

Dudas en el caso de Necochea

“Lo de la señora no fue accidente, fue una imprudencia grande como una casa”, dijo un testigo que vio el accidente que le costó la vida a Ramiro Arana, de 2 años, tras ser embestido por una camioneta en una playa de Necochea. A pesar de que en un principio se indicaba que el niño estaba jugando debajo de las ruedas de la 4x4 conducida por una mujer de 36 años, testigos aseguran que el nene estaba adelante y a unos siete metros cuando fue atropellado.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído