Una joven que estaba desaparecida fue asesinada por su tío

Lo confesó él mismo. El hombre es cabo segundo de la Prefectura Naval Argentina y dijo que mantenía una relación amorosa con la chica, de 18 años.

El prefecto detenido por la muerte su sobrina política, la joven de 18 años Gabriela Villarroel que había desaparecido tres días antes en el barrio porteño de Villa Lugano, confesó haberla matado en el marco de una discusión.

Según indicaron fuentes ligadas a la causa, el prefecto, llamado Néstor Quintana, de 29 años, al presentarse en la tarde del lunes espontáneamente en una comisaría de la zona confesó la autoría del crimen, lo que posibilitó horas más tarde el hallazgo del cuerpo en una vivienda situada en Zelarrayán 5336, entre Fonrouge y Larraya.

"Él contó que la mató, eso nos dijo la Policía", afirmó en la mañana de este martes César, padrastro de la joven, quien dijo que hasta el momento de su detención no tenía ninguna sospecha sobre el prefecto.

"No sabemos nada, es una sorpresa todo esto. El vivió acá, donde vivían mi hermana cuando se separó y Gabriela, pero no había problemas entre ellos. Era una relación de tío y sobrina. Después se fue a vivir a una pensión", expresó en declaraciones al canal TN.

Por el momento, no se había difundido si el prefecto había revelado el origen de la discusión que dio lugar al femicidio.

Gabriela había desaparecido el viernes pasado cuando se dirigía a un cyber junto a una hermana y se detuvo a una dos cuadras del lugar para esperar en soledad, supuestamente, a su novio.

Sin embargo, el joven no se pudo encontrar con la chica y alertó a su madre, que enseguida comenzó a buscarla y se presentó ante la Policía Federal.

En la noche de este lunes el cuerpo de Gabriela fue encontrado en la casa de la calle Zelarrayán, en el interior de una bolsa de consorcio y con signos de que fue ahorcada, pocas horas después que Quintana confesara el hecho.

Fuente: Noticias Argentinas

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído