LMNeuquen Villa Gesell

Uno por uno, los últimos ataques de patotas que conmovieron al país

En el caso de grupos de rugbiers ya suman varios hechos.

Ante el reciente asesinato de un joven de 18 años, en Villa Gesell, volvió a quedar en el centro del debate pública los comportamientos rugbiers: ya son habituales los ataques en patota de estos deportistas durante las vacaciones y mismo, durante el año.

El sábado por la mañana, un grupo de adolescentes de Zárate, Buenos Aires, le arrebató la vida a Fernando Báez tras golpearlo brutalmente en manada y patearlo en el piso. La Policía detuvo al grupo de atacantes, constituido por 11 rugbiers de entre 18 y 21 años. La noticia del homicidio causó enorme conmoción y volvió a traer al presente una larga lista de características similares que se registraron en los últimos tiempos.

Te puede interesar...

Hace menos de dos semanas, se volvió viral el video de un chico que le dio un golpe en la cara, a traición, a otro joven en una fiesta al aire libre en Punta del Este, Uruguay. La víctima, identificada como Alejo Iturrieta, tuvo que ser trasladado de urgencia a Buenos Aires y operado por una fractura en la mandíbula. Mientras que el agresor, que jugaba al rugby en un club del país oriental, fue repudiado por las redes sociales aunque ninguna causa judicial pesó en su contra.

En agosto del año pasado, cinco jugadores del club Gimnasia y Esgrima, de Rosario, fueron condenados a pagar $610 mil a tres jóvenes a los que golpearon -dos años atras- en un boliche bailable. Además, tuvieron que acceder a dar clases de ese deporte en cárceles de Santa Fe durante dos años.

En 2016, en Monte Hermoso, Emanuel Eduardo Orta Díaz, de 17 años, terminó hospitalizado e intervenido quirúrgicamente por un coágulo de sangre en la cabeza tras el ataque de un grupo de jugadores de rugby en una pelea callejera en pleno centro de la ciudad. Todo había comenzado dentro de un boliche, donde uno de los amigos de la víctima chocó sin intención a una chica. Por esta situación, los rugbiers increparon a la víctima y, mientras éste intentaba calmarlos, recibió una trompada en la cabeza desde atrás que lo hizo desplomar al piso.

El caso más impactante por sus consecuencias letales fue el asesinato de Ariel Malvino, quien murió en Brasil, en 2006, a raíz de una golpiza que le propinaron tres rugbiers argentinos, oriundos de Corrientes. A 13 años del hecho, la familia está a la espera del juicio contra los asesinos del joven.

LEÉ MÁS

Villa Gesell: "Estamos destrozados, era nuestro único hijo"

Un jinete fue aplastado por su caballo y está grave

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario