"Vamos por un verdadero pluralismo"

Entrevista. Jorge Sigal, secretario de Medios Públicos de la Nación

Francisco Carnese
carnesef@lmneuquen.com.ar


La ley de medios, el grupo Clarín y el rol del Estado en la nueva política comunicacional fueron los ejes que en una entrevista con LM Neuquén abordó el secretario de Medios Públicos de la Nación, Jorge Sigal.

¿Por qué se derogó la ley de medios?
En principio porque fracasó, ya que terminó dando como resultado algo distinto para lo cual había sido creada. Se hizo para evitar la concentración mediática y terminó en una concentración hegemónica de grupos precarios, lamentablemente, sostenidos por la pauta oficial. Y a los efectos del pluralismo de voces uno no puede encontrar resultados positivos.
La ley fue sancionada por las dos cámaras (Diputados y Senadores) y ratificada por la Corte, ¿por qué no ponerla nuevamente a consideración del Congreso?
Porque había un nuevo gobierno y el desconocimiento de empleados del Poder Ejecutivo que no se hacían cargo de este cambio de escenario. No se vetó ninguna norma constitucional y eso lo decidirá en todo caso la Corte si se llega a ese punto. Entre las herramientas legales había que dar muestras de que se estaba dispuesto a modificar algo que se había distorsionado absolutamente. Se hizo una toma del AFSCA, por ejemplo.
¿No tenían mandato hasta el 2017?
Sí, pero tuvimos casos parecidos, como el del presidente de RTA, que estaba designado hasta el año que viene y renuncia porque hay un nuevo escenario político. Es lo que corresponde. El empecinamiento de mantener esto de que el Estado tiene que hacer de los medios un contrabalance de lo que son los poderes hegemónicos de los privados es un error conceptual. Incluso, la ley de medios terminó violando lo que se discutió en el parlamento y lo que habían propuesto las organizaciones sociales.
¿En qué aspectos?
La distorsión fue práctica. Pensemos al revés: ¿en qué se benefició la sociedad argentina con esta supuesta pluralidad de medios? Habrá excepciones, pero no veo que se haya fomentado que las organizaciones sociales tengan medios plurales.
El principal objetivo era la desconcentración de medios que nunca se cumplió por amparos judiciales. ¿Hoy no da la sensación de que esto más que frenarse se potenció, fundamentalmente con Clarín?
El grupo Clarín cuando más concentración logró fue con el gobierno anterior a través de la fusión de Multicanal y Cablevisión. La solución que se le encontró a esto fue pésima. Hoy el periodismo está peor que antes, dividido, fracturado, se abandonó el oficio para atrincherase atrás de dogmas, se abandonó la investigación, con excepciones. Los medios son importantes pero no el ombligo del mundo. Además, hubo otra deformación: a una empresa mediática se le puso nombre y apellido y se fusiló de manera simbólica a periodistas. Esto es su disparate.
¿Del otro lado no pasó lo mismo?
Absolutamente, pero el Estado no es lo mismo que la gente. El Estado pelea con armas muy poderosas, como el Ejército, la ex Side o la AFIP, y por eso no se puede comparar cuando desde ese lugar se tipifica a un periodista. Hoy con los medios públicos vamos a otra cosa. No vamos por la revancha, que es una gran tentación, pero que no nos gusta. Vamos por un verdadero pluralismo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído