Van por el salto a la gloria

Finalísima. Francia, con Mbappé, y Croacia, con Modric, buscan el título. Inicia a las 12.

No es la final soñada pero sí el partido con el que soñaron toda su vida los 22 jugadores que hoy saldrán a la cancha. De un lado, Mbappé y toda Francia, que va por su segundo título mundial. Del otro, Modric y toda Croacia, que buscará su primera estrella. Y del otro lado de la pantalla, el mundo entero viendo un partido que promete emociones. Empieza a las 12, por la TV Pública, y dirige el argentino Néstor Pitana.

Los Bleus están amparados en su favoritismo y los bálcanicos por los hinchas neutrales, que le tomaron simpatía a la revelación del certamen.

Te puede interesar...

Francia busca acabar con 20 años sin un título mundial en uno de sus mejores momentos futbolísticos, gracias a una generación de oro con Antoine Griezmann como abanderado y Mbappé en su papel de revelación de la temporada.

Mil millones de espectadores, la audiencia de la última final del mundo.

Croacia, en su quinta participación mundialista tras la independencia del país en 1991, tiene en el dúo Modric-Rakitic a una de las mejores parejas de armado del torneo, y a ella se suma en ataque el guerrero Mario Mandzukic para desquiciar a cuanta defensa enfrenta. Ambos fueron los únicos verdugos de Argentina en el certamen.

El partido será dirigido pro el argentino Néstor Pitana

“No voy a poner presión en mis jugadores. Salgan y jueguen su mejor fútbol, no se intimiden. Este es el mejor momento de nuestras vidas. Algunos ya han ganado la Liga de Campeones, pero este es el mayor partido para ellos y todos los croatas”, aseguró ayer el técnico croata Zlatko Dalic.

38 millones de dólares embolsa el campeón. El subcampeón, 28.

Didier Deschamps, por su parte, tratará de transmitir “la dosis justa de serenidad, confianza y concentración” para afrontar la final y ganarla. El francés podría convertirse en el tercer hombre en ganar el Mundial como jugador y entrenador, tras el brasileño Mario Zagallo y el alemán Franz Beckenbauer.

En una Copa del Mundo en la que grandes estrellas como Messi, Cristiano Ronaldo, Neymar e Iniesta se fueron apagando, Francia y Croacia se sostuvieron con fuerza gracias a la calidad de sus jugadores y a un juego sólido.

“Ha sido un sueño desde pequeño, todos los jóvenes quieren jugar un Mundial y una final, queremos levantar la Copa”, manifestó Grizou. Y Modric aseguró: “Nadie nos esperaba en la final, pero no nos detendremos ahora. Es una oportunidad única. Cambiaría todo lo que gané en mi carrera por este título”. ¡Partidazo!.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído