Vidal: "Lo conseguí con todo el esfuerzo"

Al hijo de Pucará lo llenan de elogios después de ser una las figuras en los Juegos Evita.

Ricardo Galasso

galassor@lmneuquen.com.ar

neuquén

“Ezequiel tenía diez años cuando le dije: “hijo, si querés ser más grande vamos a entrenar. Si entrenás, vas a crecer”. Era chiquito me acuerdo. Chiquitín le decía yo. Y mirá ahora. Creció y es un gran peleador”. Se emociona cuando habla de su hijo el ex campeón argentino y latino welter Fabio “Pucará” Vidal, padre y entrenador del flamante medallista de oro en boxeo (categoría hasta 63 kilos) de los Juegos Evita en Mar del Plata.

El joven púgil cipoleño, que representó a la provincia de Neuquén, logró la medalla dorada en categoría Sub-16 en su primera participación en la competencia nacional: ganó cuatro de los cinco combates por la vía rápida –todos en la primera vuelta-, el último ante el chaqueño Javier Trangoni.

Te puede interesar...

“Vine por la medalla de oro y lo conseguí con todo el esfuerzo. Le doy gracias a mi papá porque me entrena todos los días”, dijo “El Conquistador”, apodo con el que empezó con esta medalla a moldear su sueño de “ser campeón del mundo”, como resaltó tras el logro onbtenido en La Feliz.

Una ilusión que “Pucará” Vidal también comparte. “Como con todos los hijos que tenemos (entre ellos la púgil profesional Abril y Javier, invicto en el campo del amateurismo) queremos ser los mejores, salir adelante. Ser el espejo de otros chicos para que puedan salir de la droga y el alcohol. Esas cosas en las que a veces cometimos el error de caer”, señaló el entrenador.

“Sabía que iba a ser dura la pelea, pero tenía toda la confianza y la pude definir con una mano”, dijo el joven sobre la definición en su categoría, que se disputó el sábado. Una constante en este certamen en el que se convirtió en una de las figuras y recibió múltiples elogios, entre ellos del ex campeón del mundo mosca y supermosca Omar Narváez.

Desde el vamos en cada nota previa Ezequiel dijo que había ido por la de oro y cumplió, dominando a cada rival y mostrando la potencia de su pegada. “Le quiero dedicar esta medalla a mis hermanos y a mi mamá Gloria”, dijo, e invitó a los jóvenes a “que se pongan a hacer un deporte y no cosas malas”.

Enseguida vi que pega fuertísimo. Omar Narváez. Ex campeón del mundo mosca y supermosca

Ya en la primera pelea vi que pega fuertísimo el chico (por Ezequiel Vidal, flamante campeón de los Juegos Evita), y se lo dije al padre.

Me di cuenta rápido desde la primera pelea que iba a ser uno de los finalistas y al final no me equivoqué. Definió tres o cuatro peleas por RSC (referee suspende combate) y la verdad es que se notó la diferencia y el terrible potencial que tiene.

Uno tiene que soñar en grande y si el chico dijo que quiere ser campeón del mundo a tan corta edad, haciendo las cosas de esta manera está muy bien encaminado.

Ahora tiene que ir trabajando, participando en todos los campeonatos, fogueándose lo más que pueda. Así, seguramente vamos a tener un futuro campeón más adelante, dentro de algunos años.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído