El clima en Neuquén

icon
17° Temp
30% Hum
La Mañana Riquelme

Video: Traverso lloró por la pelea Riquelme-Palermo y confesó viejas trampitas

El ex volante de Boca se refirió al histórico enfrentamiento entre dos grandes ídolos del club y reveló engaños en la concentración. Imperdible.

Confesiones que darán qué hablar. A cada hincha de Boca se le forma una sonrisa en la cara al recordar la época gloriosa del ciclo de Carlos Bianchi como DT del Xeneize. Con figuras de la talla de Juan Román Riquelme, Martín Palermo, Guillermo Barros Schelotto, Oscar Córdoba, entre otros, el Virrey puso a Boca en lo más alto.

Cristian Traverso, uno de los integrantes de aquel equipo, no pudo contener su emoción al recordar aquellos años cercanos al 2000 donde el club de La Ribera lo había ganado absolutamente todo. "Me emociono porque yo soy de Boca y jugué con estos monstruos", señaló el exfutbolista mientras le mostraban una foto en Superfútbol de TyC Sports.

Te puede interesar...

La imagen que se presentó en el estudio estaba protagonizada por Martín Palermo y Juan Román Riquelme, fundidos en un abrazo tras ganarle al Real Madrid en Japón. Traverso no eludió el tema y contó los orígenes de un conflicto que permaneció muchos años en el vestuario azul y oro. "Las diferencias empezaron en Madrid. Estuvieron mal aconsejados los dos, porque les decían que eran más que el otro. La disputa no era de ellos", sentenció el otrora volante central.

https://twitter.com/TyCSports/status/1438901530023895054

Traverso fue al grano y dejó la historia bien en claro: "Hay un rumor que dice que Palermo le dijo a Bianchi que tenía que jugar Guillermo en lugar del Chelo, por afinidad, y Bianchi puso al Chelo porque estaba imparable. Eso fue mentira. Martín nunca le pidió a Bianchi eso. A mí me lo contó uno de los integrantes".

https://twitter.com/TyCSports/status/1438906004444434432

Además, el exjugador del Xeneize también involucró a Delgado para aclarar un nuevo conflicto. "La historia no fue como algunos quieren que hayan sido. Román y el Chelo no volvieron a hablar con los otros porque esas cosas molestan. Por eso digo que, cuando tenés un problema lo tenés que encarar para limpiarlo. Nos perdimos algo de poder seguir siendo lo que éramos", deslizó el campeón del mundo. Todo más que claro.

https://twitter.com/TyCSports/status/1438902281857077251

Luego separó a los subrgrupos que tenía aquel plantel dirigido por el Virrey: “Por un lado estaban los pibes de La Plata (Martín Palermo y los Mellizos Barros Schelotto), que son un país especial y adoptaron a Abbondanzieri, que no era de La Plata. Ellos eran los más chetongos, ja. Por otro los pibes de inferiores de Casa Amarilla; estaban los colombianos, que eran cracks en mi época, y en el otro estábamos los morochitos. Así fue como se fue llevando”.

Pero entre las cosas más jugosas de la charla estuvo la revelación de los alimentos que tenían prohibidos y comían a escondidas. El ex jugador que ganó 7 títulos con Boca repasó: “Teníamos un colaborador que nos traía comidita, porque nos agarraba hambre a la noche. Era un buen sandwich de milanesa, bien fritanga, con huevo frito, completo. ¿Sabés lo que hacía yo? Comía ensaladita en la cena para que (Bianchi) piense ‘mirá este cómo se cuida’. Pero después, si no apagabas la televisión, te agarraba hambre a la noche”. Y remarcó que eran varios los compañeros que se acercaban a la habitación para comer con él.

image.png

Por otro lado, reconoció que hubo un ritual semanal: “Nosotros los miércoles comíamos asado con los empleados y cancheros. Atrás de los carteles de publicidad del campo de juego de la Bombonera poníamos una parrillita y comíamos asado. Por eso después vas y le ganás al Real Madrid”.

Y remató: “Porque el 1 (Bianchi) sabía que a veces comíamos lechón con cerveza, pero cuando el ProfeSantella nos pedía hacer 10 pasadas, hacíamos 20. Con Carlos en alguna oportunidad he discutido fuerte y hasta casi me pierdo el partido contra Real Madrid, pero sabía que nos íbamos a desvivir por él. Él sabía que comíamos choripán o empanadas, pero también sabía que era algo bueno para el grupo”.

Una frase de Carlos Bianchi en el momento en el que desembarcó en el club todavía le quedó grabada a fuego en su memoria: “Lo único que les voy a pedir es que no nos saboteemos”.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
55.555555555556% Me gusta
0% Me da igual
22.222222222222% Me aburre
22.222222222222% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario