"Vos no elegís, los chicos te eligen"

La exitosa animadora llega el domingo al Cine Teatro Español con su megaespectáculo Panam y circo.

Panam, que se encuentra celebrando 17 años de trayectoria en el mundo infantil, el domingo llegará a la ciudad con su espectáculo Panam y circo, con el cual está visitando a todos los niños de distintos rincones del país. La exitosa animadora se presentará en el Cine Teatro Español a las 15 y 17. Antes del colorido show que dará, Laura Franco habló de cómo vive un sueño hecho realidad. Además, reveló cómo se potenció al convertirse en mamá y descubrir un nuevo mundo para escribir sus canciones. “Todo lo que he vivido y estoy viviendo en el infantil estaba en la imaginación de aquella Laurita de cuatro años que jugaba a cantar e inventar personajes”, expresó Panam, y también supo rescatar a Carlitos Balá, ícono infantil de nuestro país.

"Dedicarse a los niños y hacerlo con profundo amor es una tarea maravillosa”.

Te puede interesar...

Cumpliste 17 años de carrera, ¿cuáles creés que fueron los aciertos fundamentales para llegar a este momento?

El gran acierto ha sido zambullirme a lograr mi sueño. Cuando sabés lo que querés y lo desáas con alma y vida, estoy convencida de que todo lo que tenés por delante va a sumar. Poner toda mi energía y mi creatividad en realizar la tarea que jugaba cuando era niña ha sido mi gran acierto.

Si bien uno siempre sueña con metas, ¿imaginaste llegar a este momento de tal magnitud?

Cuando se juega no se tiene límites. Un chico que juega a ser jugador de fútbol cierra los ojos y no sueña con una cancha semivacía, ¡sueña con un estadio repleto de gente! Soñar te da la posibilidad de hacerlo en grande y sin límite. Todo lo que he vivido y estoy viviendo en el infantil estaba en la imaginación de aquella Laurita de cuatro años que jugaba a cantar e inventar personajes.

¿Cuándo sentiste realmente el despegue como artista infantil?

El despegue lo sentís con la aceptación de las familias que te siguen. Ya cuando te enterás de que sos el motivo de la temática para festejar un cumpleaños y te dan cantidad de dibujitos, carteles y te hacen sentir la masividad de lo que hacés, sentís que ya lograste acunarte en el corazón de la infancia de muchos chicos. Eso es muy emocionante.

¿Qué personas podrías decir que marcaron a fuego a Panam en esta profesión?

Carlitos Balá, Julieta Magaña y Xuxa han sido parte de mi mundo infantil.

¿Qué tomaste de ellos?

Carlitos Balá me grabó una canción y participa como invitado de honor desde hace ocho años en mis shows. Julieta Magaña ha venido a cantar en varias oportunidades al programa. Una vez me sorprendió con una torta para mi cumple en plena grabación. Xuxa, por otro lado, acaba de hacer una participación en una canción que acabo de escribir porque le encantó el mensaje de la letra. En fin, me siento una bendecida.

¿De niña quién era tu personaje preferido?

Creo que “La batalla del movimiento” de Julieta Magaña. La he bailado millones de veces pero siempre con una particularidad porque le cambiaba la letra a todo. Reflexionando puedo confirmar que lo primero que me surgió exponer de niña es mi faceta autoral. A todo le cambiaba la letra.

¿Cómo se dio la incorporación de Balá?

Lo vi en un homenaje que le hicieron en la entrega de los Martin Fierro en el año 2010. Fue muy emocionante. Hacía rato que tenía escrita una canción que soñaba cantarla con él (“Cuento con vos”). Al día siguiente, después de haberme llorado todo por la emoción de un teatro que se vino abajo en aplausos, conseguí su número telefónico y lo llamé. Escuchar su “sí, mi amor, pasame la letra y la cantamos” ha sido uno de los mayores premios que me dio la vida

Por su experiencia, ¿qué te inculcó?

De él (por Balá) se aprende en todo momento. Su puntualidad, su seguridad al caminar un escenario, su alegría constante, la amabilidad, la humildad. De los grandes con todas las letras se aprende constantemente.

A pesar del éxito, ¿te resulta difícil captar la atención de los niños?

Vos no elegís a los chicos, los chicos te eligen a vos, esa es la verdad. La trayectoria en este rubro la formás si es que los chicos te siguen eligiendo; si no, es imposible llegar a 17 años de carrera.

Llevás editados 10 discos y más de 90 canciones son de tu autoría. ¿Cómo es tu proceso creativo?

No tengo un método. Las temáticas van surgiendo solas. Siempre dije que he musicalizado mi vida, cada uno de mis hijos tiene su canción, hasta Toto, nuestro perro (risas). El perder a mi papá hizo que nazca la canción “Ángel de la guarda”, y todos los valores que me ha inculcado mi familia están en mis canciones. Ser mamá me dio mucha tela para cortar. Un día, a punto de perder la paciencia con mi hijo Luca porque lo llamaba y no venía, surgió “Mami hace ommm”, que hoy es un himno.

¿Te potenció ser mamá?

Sí, ser mama me abrió un mundo para escribir “El bicho del capricho” o “Despertate, tomate, levantante” para los remolones que no se quieren levantar para ir al colegio. Donde hay un conflicto se puede decir que Panam descubre una canción (risas). Es muy cómico porque en la calle las mamás me gritan: “¡Panam, escribile una canción al dentista que mi hijo tiene miedo de ir!”.

¿Hubo canciones que nacieron con la colaboración de tus hijos?

Muchas. Acabo de estrenar una canción llamada “Te amodorito”, palabra que inventó mi hija. Mi hijo mayor, Luca, tocando mi panza, sentía a su hermano moviéndose y se imaginaba que estaba bailando o haciendo jueguitos con la pelota. Así nació “Bautista elige ser feliz”. Puedo decir que mis hijos son coautores.

¿Qué pasa cuando una canción como “Mami hace ohmm” tiene 24 millones de visitas en Youtube?

Me da orgullo. Las canciones las hago para que sean compartidas. Ver que son del gusto de millones de personas me mima el corazón.

¿Xuxa o Flavia Palmiero?

Xuxa es un referente infantil muy grande. Pero llegué a la conclusión de que todo ser que se haya instalado en el corazón de un niño para ese niño es lo más. Dedicarse a los niños y hacerlo con profundo amor es una tarea maravillosa. Por eso todo artista infantil consagrado que por años tuvieron el amor de los chicos tienen todo mi respeto y admiración.

¿Qué pasa con Laura Franco cuando baja de escena y queda sola en su camarín?

Suspiro emocionada y digo “gracias, Dios”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído