Abrió una tienda a pulmón y al mes se la saquearon

Se endeudó y ahora no tiene plata para reponer la mercadería.

Ivanna Arteaga
a.ivanna@hotmail.com

Neuquén
A una comerciante neuquina le desvalijaron su tienda durante el fin de semana largo y no sabe cómo volverá a poner en pie el negocio, ya que no tiene el dinero para reponer la mercadería, valuada en unos 70 mil pesos.

El lunes a la mañana, cerca de las 9, Carla llegó a su local de ropa infantil de calle Juan B. Justo al 300 y se encontró con todas las estanterías vacías y sólo la vidriera armada. También le llevaron una notebook.

La joven abrió el comercio el 15 de febrero. Había cumplido con su sueño, ya que antes trabajaba como empleada en una librería. Para poner en marcha su proyecto comercial, solicitó un préstamo personal a nombre de la madre porque ella no reúne los requisitos para acceder a un crédito.

El comercio es la única fuente de ingreso que tiene Carla, quien es mamá de una nena de 4 años.

"Mi hija me pregunta todo el tiempo si ya nos devolvieron las cosas", contó la joven, todavía consternada y con mucha bronca por el mal momento que atraviesa.

Sospechas
La Policía levantó las huellas en el local y secuestró una bolsa de consorcio de las que usa Cliba, que al parecer se la olvidaron los ladrones en el lugar. Según trascendió, le sugirieron a la víctima que se acerque a las ferias del Parque Central y de la Plaza de la Boca para ver si la mercadería sustraída se encuentra en alguno de esos dos sitios.

La comerciante dijo que no está segura de quiénes pueden haber sido los delincuentes porque, al ser nueva en la zona, no conoce a nadie. Sí dejó abierta su sospecha por la bolsa hallada y porque afirma que vio a algunas personas de la empresa de recolección pasando por el frente muy seguido.

Los vecinos aseguran que en las últimas semanas se incrementaron los robos en esa zona comercial del centro. Dicen que el año pasado habían mermado, pero ahora la situación volvió a ser alarmante.

Vender lo que quedó
La víctima expresó su malestar por la encrucijada en la que se encuentra, debido a que no tiene el dinero para reponer la ropa, que no estaba asegurada porque no tenía la plata para hacer ese trámite.
Con tristeza, comentó que por ahora venderá lo poco que le quedó de mercadería. Sostuvo que tendrá que ingeniárselas para ver de dónde consigue los fondos para comprar más stock.

En este contexto, la dificultad es mayor porque es nueva en el rubro y es más complicado el acceso a financiación de los proveedores.



Puso el negocio para compartir más tiempo con su hija
Neuquén
Uno de los motivos por los que Carla decidió abrir el local fue para pasar más tiempo con su hija, ya que su trabajo anterior en una librería céntrica no se lo permitía.

En su negocio, acondicionó la parte de atrás del local para que la nena tuviera un espacio para entretenerse y estar cerca de su mamá. Allí hay juguetes y otras pertenencias de la pequeña, que por fortuna no se llevaron los ladrones.

En este sentido, explicó que con el emprendimiento, no pretende "volverse millonaria" y reiteró que la idea era compartir más momentos con la niña, cuyo apodo es el que le dio el nombre al comercio: Bachicha.

Lamentablemente la mañana que descubrió el robo estaba acompañada de la nena, a la que prefiere no volver a llevar por un tiempo al local para no profundizarle la angustia.

"No quería tocar nada, me daba asco, ni quería que ella tocara las cosas. Entré y me senté a mirar y esperar que llegara la Policía", concluyó indignada Carla.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído