Agua-nte Tata, que hoy puede salir el gol...

Debido al temporal en Buenos Aires que inundó el Monumental, Argentina-Brasil debió suspenderse y se jugará hoy desde las 21.

Buenos Aires
Lo que el viento (y la lluvia) se llevó.. El pobre Tata Martino no pega una. Malos resultados, racha de lesiones y ahora, lo que le faltaba: el encuentro más esperado, el clásico sudamericano, suspendido por lluvia. Sí, de no creer. Lo cierto es que el temporal que afectó Buenos Aires inundó el campo de juego de River y el duelo entre los eternos rivales debió pasarse para esta noche a las 21.

Luego de reunirse con el presidente de la AFA, Luis Segura, y con los veedores de la Conmebol, el árbitro paraguayo Antonio Arias tomó la decisión de reprogramar el encuentro válido por la tercera fecha de las eliminatorias sudamericanas.

Tironeos y reprogramación
Argentina tenía intenciones de que se jugara de noche así podía concurrir el público local, mientras que Brasil quería que se disputara cerca de las 14, para luego poder emprender el regreso y no tener que quedarse otra noche en el país. Sin embargo, terminó imponiéndose la postura albiceleste debido a que el Servicio Meteorológico Nacional prevé que el tiempo mejorará recién en horas de la tarde.

Pese a la intensa lluvia que azotó durante todo el día a la Capital Federal, unos pocos valientes se animaron a ir hasta Núñez con la ilusión de poder ver a sus ídolos en el duelo entre Argentina y Brasil.

Imposible jugar
Pese a caminar con el agua hasta las rodillas, la esperanza de que la lluvia cesara y el partido se iniciara duró hasta que ingresaron al estadio y vieron el campo de juego.

Inundado por completo y hasta con olas, el césped del Monumental hacía prever que el encuentro no se jugaría. Sin embargo, los hinchas, estoicos, esperaron debajo de los techos hasta la confirmación oficial que, para ellos, llegó desde la voz del altoparlante cuarenta minutos antes del inicio del partido.

El árbitro paraguayo, el único con autoridad para suspender el encuentro, arribó al estadio cerca de las 19:30 y en ese momento le avisaron que debía ir a la cancha con botines y no con zapatillas, como lo hacen habitualmente.

Por eso, el recorrido del juez fue una mera rutina porque el partido, para los dirigentes y jugadores, ya estaba suspendido. Los primeros en recomendar que se postergaran las acciones fueron los dirigidos por Gerardo Martino, a lo cual el plantel visitante accedió casi automáticamente.

Una vez que Arias terminó el recorrido, y luego de una reunión con Luis Segura, dirigentes de la Conmebol y sus asistentes, el paraguayo decidió suspender oficialmente el partido.

A entrenar bajo techo
Una vez comunicada la decisión, la Selección argentina se entrenó con un ejercicio de fútbol reducido en la cancha de básquetbol situada en el anillo interno del Antonio Vespucio Liberti.

Por su parte, el seleccionado brasileño trabajó el aspecto físico en la antesala del vestuario visitante y a las 21 regresó al hotel Four Seasons, donde permanecerá hasta mañana a la mañana cuando emprenda el regreso para el partido con Perú, previsto para el martes a las 21 en la ciudad de Salvador, estado de Bahía.

Nos tapó el agua anoche. Pero siempre que llovió, paró. ¡Vamos Argentina! ¡Aguante Tata que puede salir el sol... y el gol!.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído