Ahora un gendarme reconoce haber disparado a corta distancia

La declaración fue en el marco de los interrogatorios internos de Gendarmería.

Las declaraciones e hipótesis se entrecruzan por estas horas. Ahora un gendarme reconoció haber disparado su escopeta anti motín en la zona de Cushamen y a corta distancia de un manifestante durante el operativo de desalojo sobre la Ruta 40 el pasado 1° de agosto.

Según publicó el diario Clarín, un gendarme disparó una carga de balines de goma al separarse del grupo, en cercanías del río Chubut. De acuerdo al matutino, esa declaración fue volcada en el marco de los interrogatorios internos que elaboró la Gendarmería y es parte del informe que el Gobierno le entregó al juez del caso Guido Otranto.

El gendarme también habría reconocido que el disparo fue hacia el piso y que no alcanzó a ningún manifestante, pero que pasó a un costado. Aparentemente, la distancia entre ellos no era grande.

Estas declaraciones se contradicen con el primer informe que ofreció Gendarmería Nacional al ministerio de Seguridad, conducido por Patricia Bullrich, en el cual se informaba que en 40 entrevistas no se habían encontrado contradicciones ni elementos que hicieran caer sospechas sobre el cuerpo que intervino el 1 de agosto en Cushamen, último día en que se lo vio a Santiago Maldonado.

LEÉ MÁS

No hallaron ADN de Santiago en las camionetas de Gendarmería

Un gendarme admitió que hirió a un manifestante

Desde Chile, grupos aliados a la RAM aseguran que no tienen a Santiago Maldonado

Para Bullrich, las pruebas despejan la acusación al Gobierno

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído