Allá vamos, Gran Bretaña

Sigue el sueño. Con el triunfo de Federico Delbonis sobre Fabio Fognini, Argentina le ganó a Italia 3-1 y se metió en las semifinales del torneo. En septiembre visitará al vigente campeón en busca de una nueva final.

pesaro, italia

Victoria a puro corazón de Federico Delbonis. Para poner otra vez a la Argentina en la 16ª semifinal de la Copa Davis. Héroe de principio a fin, el azuleño se preparó como nunca para esta instancia y cumplió. Primero ganando el punto inaugural de la serie (el viernes antes Andreas Seppi) y ayer la cerró de una manera magistral ante el talentoso pero fatigado Fabio Fognini (6-4, 7-5, 3-6 y 7-5), sellando el 3-1 definitivo sobre Italia, para conseguir instalar al equipo que tiene como capitán a Daniel Orsanic entre los cuatro mejores del mundo.

Gran Bretaña, a mediados de septiembre, en una superficie rápida (césped o cemento indoor), será el próximo rival con la amenaza de Andy Murray, que seguramente volverá para sostener las aspiraciones del actual campeón.

En esta calurosa ciudad, a orillas del mar Adriático, en el estadio Círcolo Tennis Baratoff el equipo argentino concretó otra hazaña que quedó retratada en el partido final, con un Fede Delbonis que alternó buenos momentos (entró ganando 2-0, con altibajos, aunque siempre con una convicción encomiable).

16 semifinales alcanzó Argentina, 11 en los últimos 15 años. Eso sí, nunca ganó la Davis.

El azuleño (Nº 40 del ranking) comenzó el partido con un plan muy claro: mover a Fognini para desgastarlo físicamente, puesto que venía de jugar 5 horas y 28 minutos el día anterior entre el partido con Mónaco y el dobles, y eso le reportó réditos rápido, puesto que se llevó el set inicial por 6-4 (tres quiebres) y logró su primer objetivo.

Delbonis mostró mucha paciencia para construir su victoria también en el segundo set, ya que le sacó provecho a la casi nula movilidad de Fognini y por eso se impuso por 7-5.

"Fue un triunfo diferente, emocionante. Dejé el corazón, todo lo que no hice de juego lo hice con garra y corazón”.Federico Delbonis. Necesitaba una revancha tras las derrotas ante Belgica en 2015.

"Estoy orgulloso de este equipo. Cada uno aportó lo suyo, por eso creo que es un triunfo de todos”.Daniel Orsanic. El capitán dijo que la clave fue armar un grupo sólido.

Sin margen de error, el italiano salió a jugarse el todo por el todo en el tercer parcial y se recuperó para llevárselo por 6-3.

Delbo no supo darle el golpe de gracia y el Tano, que parecía exhausto, se recuperó y se metió de nuevo en el partido.

En el cuarto set, con Fognini recuperado, el juego ganó expectación. Delbo salvó cuatro sets points con el marcador 5-4 para Fognini e igualó en cinco, con buenas derechas y mucha agresividad. De esa situación límite emergió para ponerse 6-5 y luego dispuso con su saque de dos match points (servía 40-15), pero Fognini no estaba entregado y los salvó con una clase enorme, sobre todo el segundo en el que metió un toque sutil de revés cerquita de la red. El azuleño no se amedrentó y volvió a ponerse match point. Esta vez no falló.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído