Ánimo, chicos, que aún hay doble chance

gdansk, Polonia.- El doble históricamente es el punto débil de Argentina en la Copa Davis. Por eso la serie que estaba 2-0 arriba para el equipo nacional en el primer día, continúa abierta y le da aire al local Polonia que, con el punto logrado por la dupla Marcin Matkowski y Lukasz Kubot sobre Carlos Berlocq y Renzo Olivo en set corridos (6-3, 6-4 y 6-4) en 2h 04m, extendió para hoy la definición de la llave inicial del Grupo Mundial.

No obstante, el cruce sigue a favor del equipo de Daniel Orsanic, que dispone de dos chances para cerrar la llave.

La primera la tendrá, desde las 8, el correntino Leonardo Mayer (41) ante Michal Przysiezny (318), en una partido que por la diferencia de ranking y experiencia no debería ser un obstáculo para que el Yacaré eleve a once sus triunfos coperos y, de paso, le ponga el broche a la serie. Pero es probable que el capitán polaco Radoslaw Szymanik le cambie el rival y se juegue por Kubot, con poco desgaste ayer. Si bien únicamente se desempeña en el circuito de dobles, jugó en singles y llegó a ocupar el puesto 41 en abril de 2010, y aún mantiene su poderoso saque, con lo que espera incomodar a Mayer más de lo que puede hacerlo Przysiezny.

Orsanic: "Siento orgullo por la forma en que jugaron Berlocq y Olivo, mostraron cosas buenas".

De no conseguirlo, el cierre quedará para el bahiense Guido Pella (42) y el polaco Hubert Hurkacz (602). En cuartos de final espera Italia, que ayer sí pudo definir la suya 3-0 ante Suiza.

Los argentinos tuvieron muy pocas chances de quiebre a lo largo del partido de ayer y ninguna fue aprovechada, mientras que el local dispuso de cinco y concretó tres. Hubo también diferencias en porcentajes de puntos ganados con el primer saque (82 contra 69), en aces (9 a 3) y en tiros ganadores (27-22).

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído