Ante una ola de robos, los vecinos de La Herradura están armados

Así lo reveló un comerciante de la zona, quien señaló que están preparados para linchar a los delincuentes.

Tras convivir constantemente con la inseguridad, los vecinos del acceso a La Herradura de Plottier están decididos a armarse para combatir la ola de robos -en los que se han llevado vehículos, dinero y electrónica, entre otras cosas- que azota a la zona.

Emiliano, un comerciante del lugar, habló con LM Neuquén y relató el calvario que día a día tienen que soportar las 30 familias que se encuentran instaladas allí. “Entre los vecinos tenemos armados un grupo de seguridad barrial para enfrentar a los chorros. Es que constantemente hay robos o intentos de robos. Sin ir más lejos, a mi hermano le entraron a robar mientras estaba durmiendo”, lanzó y continuó diciendo: “Cuando vemos un movimiento extraño en la zona, inmediatamente le damos aviso a los móviles policiales, que últimamente están llegando rapidísimo. Sin embargo, los ladrones ya tienen una vía de escape y se esconden o guardan lo robado en una cantera muy grande que tenemos cerca”.

Te puede interesar...

Ante esta situación, Emiliano reveló que varios de los habitantes de la zona decidieron armarse. “Muchos vecinos optaron por armarse, otros ya venían armados de antes. Yo lo estoy pensando porque soy comerciante y en mi negocio tengo rejas, cámaras de seguridad, alarmas y botón antipánico, pero parece no ser suficiente”, sentenció.

“No se si está bien decir que la zona está liberada, pero no alcanza la cantidad de policías. Hay que tener en cuenta que los ladrones también hacen trabajo de inteligencia, sobretodo con la tecnología. Pueden usar un teléfono para avisar que ya pasó el móvil”, agregó.

Particularmente, el comerciante contó que a él le robaron de la puerta de su casa una camioneta Ranger, y hace tres semanas, a uno de sus vecinos le llevaron el auto.

Emiliano reconoció que no todos los vecinos del lugar realizan la denuncia correspondiente cuando son víctimas de robos, lo que dificulta que la policía tenga un número real de los hechos delictivos. “Hay muchos casos que la gente no denuncia. Hace varios días hicimos una reunión con un comisario de la 46 de Los Alamos, y ellos no tienen una estadística de robos porque no tiene las denuncias.

En este sentido, el comerciante contó que intentan cuidarse entre vecinos y que ante tantos robos, vigilan a cualquier persona desconocida. “Hay una paranoia porque cuando no conocemos a la persona creemos que es un ladrón”.

Pese a eso, gracias a ese seguimiento, pudieron evitar un robo. “El año pasado agarramos a unas personas robando y entre varios vecinos los linchamos. Esa gente no volvió más”, señaló. “Si vemos a alguien robando los vamos a linchar y eso ya está charlado. Además, a muchos chorros ya les conocemos las caras y entre los vecinos dijimos que si los vemos en el barrio los vamos a encarar entre todos”, confesó.

La situación molesta por completo a Emiliano quien reconoció que si no tuviera familia ya hubiera atropellado a algún delincuente. “Tengo miedo de hacer una macana. Me estoy cuidando por mi familia. Pero si yo estuviera solo, ya los hubiese atropellado con el auto”, cerró.

LEÉ MÁS

Parque Industrial: una pelea entre vecinos terminó con dos heridos de bala

Llegaron las mangas al Aeropuerto Presidente Perón

El Gobierno acordó con la CGT el pago de un bono de 5 mil pesos

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído