"Antes gorda, ahora gato"

Romina, ex GH, contó lo que le dice la gente.

Cuando Romina Malaspina ingresó a Gran Hermano 2015, las redes sociales se rindieron a sus pies, ya que se trataba de la más bella y natural de las hermanitas. Luego de su paso por la casa más famosa, donde sumó ocho kilos, la blonda hizo un par de confesiones en Paybloy. Es que como nunca, Romina se desnudó por completo y dejó claro que todo es cuestión de genética, además de la polémica que armaron sus fotografías hot.

POR GOLOSA "Todo lo que comí en Gran Hermano se me fue a la cola".

Sin vueltas y frontal, Malaspina fue contundente: "Antes me decían gordita, ahora gato y put...". De esa forma la ex Gran Hermano se refirió a la repercusión que generó transformarse en la tapa de la revista del conejito.

Profesional
A pesar de las críticas, la rubia dijo que tomó la producción como "un trabajo".

"Lo tomé como algo profesional. No quería salir desnuda, fue todo muy cuidado. Me sentí cómoda por eso salió todo bien. A los hombres les habrá gustado", sostuvo en diálogo como el sitio PrimiciasYa.

En cuanto a las críticas por su peso al salir de la casa, explicó: "Todos me atacaban cuando salí de la casa diciéndome gorda. Ahora, después de las fotos, lo único que pueden decir es pu..., gato. Que sigan hablando".

Cabe recordar que Malaspina pasó cuatro meses en GH y empezó algo así como un romance con Francisco Delgado (quien más tarde resultó ganador) hasta que fue expulsada con el 54,88% de los votos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído